Rúbricas o matrices de evaluación

Una matriz de evaluación o "rúbrica" es una tabla de doble entrada donde se describen criterios y niveles de calidad de cierta tarea, objetivo, o competencia en general, de complejidad alta. Son unas guías de puntuación usadas en la evaluación del trabajo del alumnado que describen las características específicas de un producto, proyecto o tarea en varios niveles de rendimiento, con el fin de clarificar lo que se espera del trabajo del alumno, de valorar su ejecución y de facilitar retroaliementación o feedback, permiten la autoevaluación y la coevaluación.

Ofrece una evaluación detallada de qué indicador o criterio ha superado cada alumno o alumna y en qué grado, con lo que permite ser una herramienta tanto evaluativa como de aprendizaje. Es una herramienta que permite al alumnado conocer lo que se espera de él en cada tarea actividad y en qué grado.

Orientaciones para establecer la graduación de una rúbrica o matriz en una tarea

5
  • Nivel excepcional de desempeño, excediendo todo lo esperado.
  • Propone o desarrolla nuevas acciones
  • Respuesta completa.
  • Explicaciones claras del concepto.
  • Identifica todos los elementos importantes.
  • Provee buenos ejemplos.
  • Ofrece información que va más allá de lo enseñado en clase.
4
  • Nivel de desempeño que supera lo esperado. Mínimo nivel de error, altamente recomendable.
  • Respuesta bastante completa.
  • Presenta comprensión del concepto.
  • Identifica bastantes de los elementos importantes.
  • Ofrece información relacionada a lo enseñado en clase.
3
  • Nivel de desempeño estándar. Los errores no constituyen amenaza.
  • Respuesta refleja un poco de confusión.
  • Comprensión incompleta o parcial del concepto.
  • Identifica algunos elementos importantes.
  • Provee información incompleta de lo discutido en clase.
2
  • Nivel de desempeño por debajo de lo esperado. Presenta frecuencia de errores.
  • Demuestra poca comprensión del problema.
  • Muchos de los requerimientos de la tarea faltan en la respuesta
  • No logra demostrar que comprende el concepto.
  • Omite elementos importantes.
  • Hace mal uso de los términos.
1
  • No satisface prácticamente nada de los requerimientos de desempeño.
  • No comprende el problema
  • No aplica los requerimientos para la tarea
  • Omite las partes fundamentales del concepto. Presenta concepciones erróneas. Vago intento de contestar.


Véase Rubistar, un programa para crear rúbricas.


 

Nota: En cada tarea se debe concretar la descripción de los niveles de dominio, el grado de adquisición o de logro de cada uno de los indicadores de evaluación.

 

Ejemplo de Plantilla para Matrices de Valoración o rúbricas

Se deben adaptar, concretar y personalizar en cada tarea concreta tanto los aspectos a evaluar los indicadores de evaluación, como el grado de logro o de dominio de los mismos.

Aspectos
a evaluar
Escala de calificación
5
Excelente
4
Bien
3
Suficiente
2
Insuficiente
1
Deficiente
Indicador de evaluación 1          
Indicador de evaluación 2          
Indicador de evaluación 3          
Indicador de evaluación 4          
 
Aspectos
a evaluar
Escala de calificación
5
4
3
2
1
Indicadores de evaluación Realizar una graduación cualitativa-descriptiva de cada uno de los Indicadores de evaluación

 

Calificación
Descripción
5
Demuestra total comprensión del problema. Todos los requerimientos de la tarea están incluidos en la respuesta
4
Demuestra considerable comprensión del problema. Todos los requerimientos de la tarea están incluidos en la respuesta.
3
Demuestra comprensión parcial del problema. La mayor cantidad de requerimientos de la tarea están comprendidos en la respuesta.
2
Demuestra poca comprensión del problema. Muchos de los requerimientos de la tarea faltan en la respuesta.
1
No comprende el problema.
0
No responde. No intentó hacer la tarea.

Nota: La descripción es genérica, se deben adaptar, concretar y personalizar con los contenidos de cada tarea concreta.





Anterior  Anterior
Índice

Siguiente  Siguiente