• Inicio
  • / Practicas Profesionales No Laborales
Prácticas Profesionales No Laborales en Empresas
Prácticas no laborales en Centros de Trabajo

PRÁCTICAS PROFESIONALES NO LABORALES EN EMPRESAS:

OBJETIVO.

Facilitar al alumnado el contacto con el mercado de trabajo, fomentando la adquisición de una experiencia profesional que favorezca su futura inserción laboral, así como  favorecer el desarrollo de los recursos humanos de una empresa acorde con las necesidades productivas de ésta.

DESTINATARIOS.

El alumnado que haya participado en alguna de las acciones formativas de especialidades no vinculadas con certificados de profesionalidad, incluidas en la programación vigente de acciones formativas dirigidas prioritariamente para trabajadores/as desempleados/as, que hayan superado con “evaluación positiva” la acción formativa de referencia, y que se encuentren inscritos como demandante de empleo.

Se considerará como demandante de empleo las personas inscritas en las Oficinas de Empleo tanto como desempleados, como en situación de mejora de empleo.

DURACIÓN DE LAS PRÁCTICAS.

Entre el 30 y el 50% de las horas del curso, sin incluir las horas complementarias.
La duración total no podrá ser superior a 300 horas e inferior a 100.
La duración semanal no podrá ser superior a 40 horas.

LUGAR DE REALIZACIÓN.

Las prácticas no laborales se podrán realizar en los centros de trabajo de Empresas o Entidades de carácter privado ( Asociaciones, Fundaciones etc..), que hayan suscrito un convenio de colaboración, y cuyos centros de trabajo estén ubicados en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias.
De igual modo, tendrán la consideración de entidades de carácter privado aquellas vinculadas o dependientes de las Administraciones Públicas en cuyo capital social participen dichas Administraciones, directa o indirectamente, en un porcentaje inferior al 50%

CARACTERÍSTICAS.

Se desarrollará en los centros de trabajo de las empresas que hayan suscrito un convenio de colaboración con los Centros organizadores de las prácticas.
No existirá una relación laboral entre la empresa y el alumnado en prácticas.
Estarán bajo la supervisión de un tutor designado por la empresa, que forme parte de la plantilla de ésta, cualificado y con experiencia profesional, y que desempeñe una actividad igual o afín a las tareas asignadas al alumnado en prácticas.
La selección del alumnado se realizará por el centro organizador de la prácticas de acuerdo con los criterios establecidos por el SCE.
La empresa no podrá compensar económicamente, ni en especie al alumnado de prácticas.

CENTROS ORGANIZADORES DE LAS PRÁCTICAS.

Podrán promover la realización de prácticas profesionales no laborales, los centros y entidades públicas y privadas, acreditados por el SCE de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15 de la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, siempre que se ajusten a lo siguiente:
Qué se les haya asignado acciones formativas referidas a la convocatoria para la concesión de subvenciones destinadas a la realización de acciones formativas dirigidas prioritariamente a trabajadores desempleados, correspondientes a cada anualidad.
Qué organicen acciones formativas financiadas por fondos públicos o privados, que previamente estén autorizadas por el SCE, y que se ajusten a la Oferta Formativa dirigida prioritariamente a trabajadores desempleados/as vigente en cada momento.
Los centros o entidades organizadoras de las prácticas no podrán:
Constituirse en empresas de prácticas para su propio alumnado.
Insertar a su alumnado en empresas donde el representante legal de la misma se corresponda con el representante legal del centro colaborador o entidad organizadora de las prácticas.
Insertar a su alumnado en empresas que se corresponda con un centro colaborador al que se le haya asignado acciones formativas en la convocatoria correspondiente.

AYUDAS Y/O BECAS.

El alumnado que participe en la realización de prácticas profesionales no laborales tendrá derechos a las ayudas y becas que la normativa vigente prevea.

CERTIFICADO.

Al finalizar las prácticas, el SCE expedirá un certificado de las prácticas realizadas, donde constará: el centro de trabajo, el número de horas realizadas, y el periodo de realización.

VENTAJAS PARA EL ALUMNADO.

Aplicar lo aprendido en la empresa y demostrar las capacidades adquiridas en la acción formativa.
Mejorar el nivel de cualificación técnica.
Conocer la organización socio-laboral del sector y en particular de un centro de trabajo o empresa tipo.
Adquirir madurez para futuros aprendizajes y adaptar sus capacidades a los cambios del sector productivo.
Mejorar sus posibilidades de empleabilidad y favorecer la contratación.

VENTAJAS PARA LA EMPRESA.

Formar en sus técnicas y procesos a futuros trabajadores. En el caso de una posterior contratación reducirá el tiempo de adaptación a su empresa y los costes de selección de personal.
Cubrir sus necesidades futuras con profesionales cualificados y aumentar su competitividad en el mercado y su capacidad de innovación.
Invertir en formación asegura rendimientos futuros.
Tanto durante el programa de prácticas como a su finalización, la Empresa puede decidir la contratación del joven, bajo cualquiera de las modalidades vigentes, pudiendo acogerse a los incentivos de contratación que existan en la legislación.


Volver
Documentación relacionada
Normativas relacionadas
Te puede interesar
Servicios
© Gobierno de Canarias Aviso Legal | Sugerencias y Reclamaciones | Privacidad