7.1. La formación en los centros educativos

El Decreto 81/2010 por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los centros docentes públicos no universitarios de la Comunidad Autónoma de Canarias ya recoge la responsabilidad de los centros en la formación permanente de su profesorado en sus artículos 21, 25, 32, 34 y 35, así como la necesidad de incorporar el plan de formación al proyecto educativo y a la programación general anual (PGA).

Los Planes de Formación de Centros Docentes favorecen la integración de la formación y la práctica profesional, desarrollan la autonomía del profesorado en su formación, junto al trabajo en equipo de éste, y promueven la investigación sobre los problemas que le plantean la práctica y la innovación permanente con relación a la adquisición de las competencias básicas por parte del alumnado.

Con el objetivo de potenciar esta modalidad formativa, la Consejería de Educación y Universidades dinamiza anualmente una convocatoria de Planes de Formación en centros.

En las bases de la convocatoria y con la intención de asesorar a los centros en su diseño establece que dichos planes deben estar estrechamente vinculados al desarrollo de los planes de mejora de los centros educativos.

La relación entre ambos planes se concreta en los siguientes aspectos recogidos en las bases de las convocatorias:

  • Los planes de formación estarán vinculados a la evaluación de los centros, por lo que habrán de tenerse especialmente en cuenta las evaluaciones de diagnóstico del alumnado, los informes de la Inspección y las propuestas de mejora incluidas en la memoria final del curso anterior.
  • La evaluación del Plan de Formación será realizada por la Comisión de Coordinación Pedagógica, que debe valorar la contribución de dicha formación a la aplicación del plan de mejora del centro.
  • Todo itinerario formativo debe seguir una secuencia que finalice con la aplicación en el aula y la evaluación de resultados.

En la actualidad esta modalidad formativa es la más relevante y de mayor impacto contemplada en el Plan Canario de Formación del Profesorado no Universitario, tanto por el número de acciones, horas de formación y profesorado participante.

La Consejería de Educación y Universidades apuesta por este tipo de formación para abordar los retos que tiene planteados la Escuela del siglo XXI. Con este tipo de formación se avanza trascendiendo de la formación individualizada de los/as docentes a la formación de las organizaciones escolares, lo que contribuye a mejorar el rendimiento de éstos y el desarrollo profesional de su profesorado, fomentando así la cultura de evaluación interna del centro.

 

7.2. La formación en red

La Consejería de Educación y Universidades desea seguir potenciando el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación tanto de manera individual como de forma colaborativa con los siguientes recursos y convocatorias:

  • Los entornos virtuales de aprendizaje, que facilitan la conciliación de la vida familiar y laboral, la inmersión práctica y la eliminación de barreras espaciales y temporales importantes en un territorio fragmentado como el nuestro.
  • La convocatoria de seminarios de trabajo, jornadas y congresos, dinamizados a través de la red de centros del profesorado, que pretenden potenciar el trabajo colaborativo de diversos colectivos de profesorado perteneciente a distintos centros educativos con la finalidad de fomentar la investigación, la innovación y la transmisión de buenas prácticas.

 

7.3. La modalidad de cursos autodirigidos

Esta modalidad formativa consiste en la oferta de cursos en línea en abierto, dirigidas a todos los colectivos docentes, con un número ilimitado de plazas a lo largo de todo el año sin los condicionantes de los procesos de convocatorias limitadas en el espacio y en el tiempo.

Para la Consejería de Educación y Universidades supone la posibilidad de llevar a cabo programas formativos estratégicos dirigidos a todos los docentes de la Comunidad Autónoma optimizando los recursos económicos existentes.

Entre las características de estos cursos cabe destacar las siguientes:

  • Son cursos sin tutorización cuya certificación depende exclusivamente de la correcta realización de cuestionarios de evaluación que se encuentran en cada módulo.
  • Se promociona el aprendizaje en red mediante foros de resolución de dudas entre los participantes con una mínima intervención de dinamizadores externos.
  • Se trata de una modalidad de aprendizaje abierta y flexible que se adapta a las diferentes disponibilidades de tiempo de los participantes.
  • Tiene la gran ventaja de que los participantes acceden a los cursos en el momento en que necesitan respuestas a los problemas que se plantean en su quehacer diario, lo que redunda en una mayor eficiencia de su actividad.

Entrar al campus de cursos autodirigidos

Nota: los cursos de este campus dan derecho a certificar

 

7.4. La autoformación

La Consejería de Educación y Universidades pone a disposición del profesorado canario el espacio virtual destinado al autoaprendizaje denominado “campus de autoformación”. El Programa de Autoformación es una alternativa formativa que permite la adquisición de aprendizajes de manera autónoma. Este nuevo campus pretende también facilitar la conciliación de la vida profesional y familiar, potenciando el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

Entrar al campus de autoformación

Nota: Tenga en cuenta que los cursos de este campus no dan derecho a certificar

 

7.5. Los cursos, seminarios y grupos de trabajo

Los cursos son una modalidad formativa cuyos programas se desarrollan en torno a contenidos científicos, pedagógicos, técnicos y/o culturales a partir de las aportaciones de especialistas. El diseño del curso lo concreta básicamente la institución convocante, teniendo en cuenta las necesidades y demandas de los destinatarios.

Los seminarios surgen de la necesidad de profundizar en el estudio de determinados temas educativos, a partir de las aportaciones de los propios asistentes. El intercambio de experiencias y el debate interno son los procedimientos habituales de trabajo, aunque ocasionalmente se cuente con la intervención de especialistas externos al grupo. Las propuestas de trabajo son decididas principalmente por los integrantes del seminario, incluso cuando se establezcan a iniciativa de la institución de formación.

En el caso de los grupos de trabajo, su constitución tiene por objeto el análisis o la elaboración de proyectos y/o materiales curriculares, la experimentación de los mismos, o la innovación-investigación centrada en los diversos fenómenos educativos. Los integrantes del grupo pueden requerir la colaboración externa en temas puntuales.

Ver actividades de formación con inscripción en línea

 

7.6. Las Comunidades de prácticas

Tras el análisis de las diversas encuestas de necesidades y demandas relacionadas con la formación realizada al profesorado de nuestra Comunidad Autónoma, se destaca su interés por la formación relacionada con el intercambio de experiencias prácticas de aula. Se menciona el enriquecimiento profesional que supone la observación directa del proceso de enseñanza-aprendizaje.

En este sentido, la Consejería de Educación y Universidades desea impulsar nuevas iniciativas y proyectos que respondan a estas necesidades. Entre estas propuestas cabe destacar, las comunidades de prácticas.

Estas comunidades de aprendizaje constituyen una práctica reflexiva que intenta establecer procesos de mejora gracias a la interacción y a los conocimientos implícitos entre profesionales.

La Administración desea en este bienio escolar, regular la creación de pequeñas comunidades docentes de aprendizaje con la intención de potenciar, por un lado las aportaciones de los diferentes profesionales mediante un pensamiento reflexivo guiado que permita sistematizar los conocimientos implícitos, y por otro, intercambiar este conocimiento de manera colaborativa.