Yauci Manuel Fernández: “lo que debe hacer cualquier escritor es observar mucho el mundo que hay a su alrededor y leer muchísimo”

La Psicología, las Matemáticas o la pintura son algunas de las “aficiones” de este joven escritor tinerfeño que, con ya varias novelas publicadas, se ha ido colando en nuestras bibliotecas.  El resurgir de la esperanza, La biblioteca de Emma o Cada día cuenta son devoradas por lectores que disfrutan con avidez de unos relatos que demuestran la calidad de esta promesa literaria.

Por Adriana Torres, María Guillén, Violetta Doroshenko y Míriam Socas

¿Cómo se sintió cuando, con apenas dieciocho años, le publicaron su primer libro? ¿Sintió presión por ser tan joven? ¿Le fue fácil lidiar con la crítica? ¿Y con los lectores?

Fue un privilegio, aunque también un error. Lo publiqué demasiado pronto. No tuve la paciencia que se debe tener para sacar adelante una novela y lo tomé como un aprendizaje. Tuve suerte porque, por la juventud que tenía, no hubo una crítica feroz y recuerdo que se destacó más la valentía que la inexperiencia. Me sirvió para aprender de esos errores y mejorar como escritor.

A la hora de escribir un libro ¿en qué se suele inspirar? ¿Tal vez en vivencias personales o prefiere utilizar la imaginación?

Prefiero inspirarme en las vivencias. La imaginación es fundamental para adornar, pero los sentimientos deben plasmarse gracias a la experiencia.

¿Por qué decidió ser escritor? ¿Cómo empezó todo?

Fue una casualidad. Soy más de ciencias que de letras, pero un día me planteé escribir una novela y me di cuenta de que me encantaba. No pretendía dedicarme a ello, pero el tiempo me llevó por ese camino y es algo que disfruto muchísimo.

Si tuviera que elegir ¿cuál diría que es su libro favorito? 

Como lector, supongo que 1984, de George Orwell. No es el libro más ameno de leer, pero me hizo sentir y me dejó destrozado su final, algo que me parece increíble. 

Teniendo en cuenta que esta entrevista se va a publicar en un periódico escolar digital  ¿qué libros recomendaría a nuestros lectores?

De los míos, el más adecuado creo que es La biblioteca de Emma. Es una novela corta con mucho sentimiento que cuenta una historia de amor que va más allá del tiempo. Pero claro, hay escritores mucho mejores que yo. De otros libros creo que unos que gustan casi a cualquier persona son los de Harry Potter. Muy fáciles de leer y muy entretenidos. Algunos parecen muy largos, pero son geniales. 

¿Qué consejos  daría a un joven que quisiera seguir sus pasos y dedicarse a la literatura?

No soy un ejemplo a seguir porque soy especialista en meter la pata en muchas cosas, pero lo que debe hacer cualquier escritor es observar mucho el mundo que hay a su alrededor y leer muchísimo. Aunque nada es tan importante como ser perseverante y constante en el tiempo. Un libro no se escribe en dos semanas. Requiere un trabajo a largo plazo y un compromiso que puede llevar años. Quien esté dispuesto a luchar, al margen de sus circunstancias, podrá dedicarse a la literatura. Aunque será muy, muy difícil. 

A la hora de escribir un nuevo libro ¿planifica las historias al detalle, deja surgir su imaginación, investiga a fondo…? ¿Cómo es el proceso?

Cada escritor lo hace de una forma distinta. Yo planifico bastante lo que quiero que ocurra, aunque tampoco me cierro a que la historia vaya por otro lado que no esperaba. Me gusta que me sorprenda a medida que voy escribiendo (y creo que debe hacerlo). Siempre me planteo un argumento y una guía para cada capítulo y luego escribo. Eso, además, hace que cada parte de la novela sea relevante y cuente algo que debe ser contado. Así evito el “relleno” que suelen tener muchos libros (y por eso me salen tan cortos, claro). 

En su libro “Crónicas de un escritor mindundi” relata algunas anécdotas que ha vivido en la firma de libros pero ¿cómo ha sido su experiencia en las redes sociales?

Las redes sociales son un mundo muy diferente de lo que se vive en librerías. Cuesta mucho más transmitir, la información es mucho más masiva y hay de todo, para bien y para mal. Desde gente que te pide que le regales tu trabajo sin conocerte de nada hasta alguien que te leyó una vez y tu libro le hizo llorar o cambiar su vida. Hay que aprender a disfrutar ambos mundos.

En “Dos palabras para enamorarte” aparece la versión más romántica de Yauci Manuel Fernández ¿Se encuentra cómodo con este subgénero literario? 

Me gusta escribir varios géneros distintos. No creo que vuelva pronto a escribir una historia de amor porque, aunque me motiva ese realismo de la vida cotidiana, no es mi subgénero preferido. Todo depende del momento que esté viviendo, de la época en la que me encuentre. 

¿Actualmente está trabajando en algún proyecto del que nos pueda hablar?

Con el confinamiento que estamos viviendo tengo una novela nueva prácticamente terminada, a la espera de una tercera revisión (hay que revisar muchas veces para que todo sea coherente y los fallos sean mínimos). También espero tener terminado el segundo libro de Crónicas de un escritor mindundi, porque el primero solo cuenta hasta la Feria del Libro de Madrid de 2018 (es un diario en el que se relatan dos años de giras), pero hay un año más con anécdotas muy, muy divertidas. 

¿Tiene algo más que quiera añadir?

Nada más. Para cualquier cosa estoy en redes sociales, sobre todo Instagram: @yaucifer. Siempre respondo (a no ser que se me pierda el mensaje, que a veces pasa) y prometo que soy mu majo. Muchas gracias por la entrevista y mucho ánimo. ¡Cuídense mucho del coronavirus! Un abrazote. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *