fuente RSS

enero, 2013

  1. 21 DE FEBRERO, DÍA DE LAS LETRAS CANARIAS. ESTE AÑO, NUESTRO ILUSTRADO MÁS ILUSTRE: JOSÉ DE VIERA Y CLAVIJO (1731-1813)

    enero 3, 2013 by ancassua

    José de Viera y Clavijo (1731-1813)

    José de Viera y Clavijo (1731-1813)

    Firma_Jose_Viera_y_Clavijo

    Nace en Realejo Alto (Los Realejos), Tenerife, el 28 de diciembre de 1731.

    Fallece en Las Palmas de Gran Canaria el día 21 de febrero de 1813, por lo que este año se cumple el bicentenario de su muerte. Por ello, y por segunda vez,  el Día de las Letras Canarias 2013 vuelve a tenerle como protagonista.

    El Día de las Letras Canarias tiene lugar cada año el 21 de febrero. La razón es que ese es el día en que se conmemora su óbito.

    Viera no es sólo el máximo exponente de la Ilustración Canaria, sino que es uno de los mayores representantes de la Ilustración en España. Algunas de sus obras (Historia General de las Islas Canarias, Historia Natural de las Islas Canarias, ….) son referencia obligada para historiadores y botánicos. Escribió, además, el primer periódico manuscrito de Canarias (Papel Hebdomadario). Igualmente, publicó obras de gran interés sobre didáctica, física experimental, inventos científicos, poesía, prosa, traducción, …. V. Darias del Castillo lo cataloga como un auténtico pionero de la Ecología.

     Campomanes le propuso como miembro de la Academia de Historia, siendo colega de Jovellanos, Meléndez Valdez y Cavanilles, entre otros ilustrados españoles.

    Su condición de religioso no le impidió combatir las supersticiones y milagrería. Su espíritu crítico e ilustrado le llevó a chocar con la Inquisición.

    Su casa es hoy el Archivo Histórico Provincial de Las Palmas, sito en la Plaza de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria. Igualmente, el Jardín Canario de Tafira lleva su nombre (Viera y Clavijo) y una escultura suya preside el comienzo del camino del Jardín en su parte superior.

    Escribió numerosas obras para niños y jóvenes. Entre otras: Librito de la doctrina rural para que se aficionen los jóvenes al estudio de la Agricultura, propia del Hombre; Noticias de la Tierra o Geografía para niños; Noticias del cielo o Astronomía para niños; Cuentos de niños; Las cometas de los niños, etc.

     Más información:

    http://www.biologia-en-internet.com/fteixido/s-xix/jose-de-viera-y-clavijo-1731-1813/

    http://www.nicolasglemus.com/2011/04/jose-de-viera-y-clavijo-viajero-ilustrado/

    http://mdc.ulpgc.es/cdm/search/collection/MDC/searchterm/Jos%C3%A9%20de%20Viera%20y%20Clavijo!viera%20y%20clavijo%2C%20jose%20de/field/all!creato/mode/all!all/conn/and!and/order/dmmodified/ad/asc

    http://www.mgar.net/docs/viera.htm

    http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_de_Viera_y_Clavijo

    clip_image002

    III. SUS FIGURAS

     Los antiguos isleños, por regla general, tenían una fisonomía muy agradable. Bontier y Le Verrier afirmaron: Vayan por todo el mundo y casi no hallarán personas más hermosas, ni gente más gallarda que las de estas Islas, tanto hombres como mujeres, además de ser muy inteligentes si alguien les hubiese enseñado. Los naturales de la Gran Canaria parecían bien hechos, con una apariencia noble, fuerte y aguerrida. Y aunque las mujeres eran trigueñas, no dejaban de ser hermosas y tenían los ojos negros y rasgados.

     (Noticias de la Historia General de las Islas de Canaria, José de Viera y Clavijo, Canarias, 1772)

    Mocanera

     Árbol, privativo también de nuestras Canarias, que era las delicias de sus antiguos moradores, por un fruto que llamaban «toya», y la melaza que de él hacían, y llamaban «chacerquen».

    Valmont de Boinare, en su Diccionario de Historia Natural, hace memoria de esta miel y de la fruta, llamándola «mozán» y añadiendo que la usaban «los habitantes de la montaña del Pico de Tenerife».

    Mas el botánico que primero dio a conocer en forma nuestra mocanera a la Europa, fue el inglés Francisco Masson, quien comunicó su observación al hijo de Carlos Lineo, para que la publicase en el Suplemento a los géneros y especies de su ilustre padre.

    Masson, pues, formó en el sistema de las plantas, y en la clase «dodecandria trignia», un nuevo género de nuestra mocanera, dándole el nombre de «mocanera visnea canariensis»; y la apellidó «visnea» en obsequio del señor Visne, residente en Portugal, a quien califica de amante y conocedor de las plantas.

    Este árbol es de los siempre verdes, con hojas alternas de figura de hierro de lanza, de una pulgada da largo y media de ancho, orladas de dientecillos. Sus flores son embudadas, blancas con cinco puntas, y doce o quince estambres; un ovario peloso sin puntero pero’ con tres estigmas o clavillos llenos de aristas. Su fruto viene a ser una baya o aceitunilla, con un hueso en el centro, del tamaño de un garbanzo oblongo, primero verde, después rojo, y en el término de su madurez, negro, cuyo jugo es muy dulce, con cierto dejo ríspido.

    Pero un árbol tan peregrino, tan estimable, y, por decirlo así, tan nuestro, va a desaparecer del país por un efecto de la incuria y de la ignorancia.

     (La Flora de Canarias: catálogo de las plantas peculiares del país. José de Viera y Clavijo, Las Palmas de Gran Canaria, 1799)

     Más información e imágenes:

    http://macaronesiaflora.wordpress.com/2012/06/20/mocan-mocano-mocanero-o-mocanera-visnea-mocanera-l-fil/

    NOTICIAS DEL CIELO O ASTRONOMÍA PARA NIÑOS

     La Astronomía es la que, indicándonos las estaciones del año, nos ha ayudado en la mejora de la Agricultura y en la ciencia segura de la navegación; nos dice la verdadera localización de los países, sus meridianos y latitudes y sus climas; nos orienta a la hora de colocar las fiestas movibles del culto y solemnidades públicas; aunque también dio lugar, en la Antigüedad, a la Mitología que, con el tiempo, dio lugar a la superstición que produjo ignorancia e idolatría.

    Pero los verdaderos conocimientos astronómicos han ido desterrando del mundo aquellos infundados terrores, con consecuencias tan catastróficas para ejércitos y países, como, por ejemplo, a fenómenos tan naturales como los eclipses, auroras boreales o paso de cometas.

    En fin, los auténticos conocimientos astronómicos han ido desterrando las ridículas y falsas profecías de los astrólogos que afirmaban que eran capaces de predecir el futuro y levantar horóscopos según cómo estuvieran colocados los astros.

     (José de Viera y Clavijo, Las Palmas de Gran Canaria, 1811)

    DE LOS DEBERES DE LOS NIÑOS

    1.

    Oigan, Hijos, mis lecciones,

    Y procuren observarlas;

    Pues solo pudo dictarlas

    Mi amor en estos renglones.

    2.

    ¡Oh!, si mi doctrina, al menos.

    Les librara de los males

    Que experimentan fatales

    Los hijos que no son buenos!

    3

    Para evitar tal desgracia.

    Coloquen sus placeres

    En cumplir sus deberes

    Con la mayor eficacia.

    4

    La paz y dicha han de ser

    De sus premios el mas precioso.

    Pues no hay hombre más dichoso

    Que el que cumple su deber.

    5.

    ¡Deberes! Sí, no les detenga

    Este término profundo,

    Por que no hay nadie en el mundo

    Que sus deberes no tenga.

    6.

    El obedecer y amar

    y obrar bien, serán los de ustedes.

    Como son de los maestros

    El dirigir y enseñar.

    DEBERES PARA CON LOS PADRES Y MADRES

    19.

    ¡Qué derechos tan sagrados

    Un padre y madre no adquieren

    Todo el tiempo que vivieren

    Sobre sus hijos amados!

    20.

    Fue poco darte la vida,

    Pues su incansable tutela

    Te nutre, te duerme, te consuela.

    Te acalla, te cura, te cuida.

    21.

    Has de ser agradecido,

    Amarlos con preferencia.

    Rendirles pronta obediencia

    Y prestarles siempre oídos.

    22.

    Esta entrañable afición

    Págala con fe filial.

    Más bien por amor cordial

    Que no por obligación.

    23.

    Sus padres, hijos míos.

    Quieren tu bienestar;

    Más, si llegaren a errar

    Y a tener sus desvaríos,

    24.

    Debe la filial caricia,

    Con afecto reverente.

    Respetar profundamente

    Cualquier error o injusticia.

    25.

    Si te riñen impertinentes

    y te castigan con pasión,

    Perdona su sinrazón

    Generoso e inocente.

    26.

    No hay peor hijo que el mimoso

    Que no fue bien corregido:

    Él maldecirá crecido

    A padre tan bondadoso.

    27.

    De los padres son los ojos

    Espejos donde leer,

    Bien puede tu deber

    En sus agrados ó enojos.

    28.

    Si ejecutas travesuras

    Verás la melancolía;

    Pero verás la alegría

    Si son las acciones puras.

    29.

    La obediencia en tu edad

    Es precisa; en el concepto

    De que se te pone el precepto

    Por tu felicidad.

    30.

    No preguntes qué interés

    Hay en lo que se te ordena:

    Ejecútalo sin pena,

    Y pregúntalo después.

    31.

    Luego se te dará razón

    De cual es su utilidad,

    Si tu docilidad

    Merece este galardón.

    32.

    Nuestro amor siempre asustado

    Que tu bien solicita,

    Con voz alterada te grita;

    ¡Cuidado, niño, cuidado!

    (La moral de la infancia, José de Viera y Clavijo, Las Palmas de Gran Canaria, 1800)