TRANSformemos nuestros pasos…

Con motivo del día 30 de enero: Día de la paz y no violencia escolar, nuestra Red de Igualdad, sigue apostando por trabajar la diversidad existente en nuestra sociedad y en nuestro centro. Por este motivo se ha colocado en un tramo de las escaleras de acceso a la segunda planta una bandera realizada con vinilos con los que recordar al colectivo de personas trans* y con la que tener presente que las diferencias entre las personas están visibles en nuestro día a día, en nuestro centro educativo, y que estas nos acercan a otras realidades que lejos de diferenciarnos nos enriquecen.

Un poquito de historia…

La bandera del orgullo trans* fue creada por Monica Helm, una mujer trans,en 1999 y fue mostrada por primera vez en una marcha del orgullo en Phoenix, Arizona (EEUU) en 2000.
La bandera representa a la comunidad trans* y consta de cinco franjas horizontales, dos de color azules, dos de color rosa y una blanca en el centro.
Hems describe la bandera de la siguiente manera: “Las rayas en la parte superior e inferior son de color azul, el color que tradicionalmente se utilizan para los chicos. Las rayas que están al lado son de color rosa, el color tradicional para las niñas. La raya en el medio es de color blanco, para aquellas personas que nacieron intersexuales, que están en en transición o consideran que tiene un género neutro o indefinido”

DÍA DE LA PAZ

El pasado jueves 30 de enero, la Red de Igualdad de nuestro centro, quiso poner su granito de arena en un día tan especial, el Día de la Paz y no violencia.

Este día coincide con la muerte de Gandhi, líder espiritual y religioso y una de las personas más influyentes que ha tenido el siglo XX: Mahatma Gandhi. Fue en 1948 cuando un fanático asesinó a tiros a una de las personas que más ha luchado por conseguir la paz y la libertad. Su asesinato hizo que su filosofía, que argumentaba la negación de la violencia, tuviera una mayor fuerza.

Ahora, en el siglo XXI tenemos que seguir soñando con alcanzar la no violencia que predicaba Gandhi. La PAZ no significa ausencia de guerra, es una palabra que va mucho más allá; es una palabra que nos conduce a la solidaridad, a la igualdad, al amor, al compromiso y al bienestar. Y debemos luchar aunque parezca un antónimo de paz, por un mundo más comprometido, solidario y tranquilo.

Todas y todos somos seres sociales, vivimos en una sociedad plural, con diversas formas de pensar y de sentir y nos toca defender la diversidad en cualquiera de sus formas y la tolerancia entre las personas. Tenemos que demostrar que somos seres capaces de vivir en paz, de compartir, de colaborar, de ser justos, comprensivos y respetuosos con todas las personas que nos rodean, seamos como seamos.

AHORA ES EL MOMENTO DE COMPROMENTERNOS A :

  • Respetar la vida y la dignidad de cada persona sin admitir discriminación ni prejuicios de ningún tipo.
  • Rechazar la violencia en todas sus formas: física, psicológica, sexual, cultural, económica o social.
  • Favorecer la inclusión, cultivando la generosidad, oponiéndonos a cualquier tipo de exclusión social y potenciando la diversidad cultural como riqueza humana.
  • Preservar el planeta, promoviendo un consumo responsable y el equilibrio de los recursos naturales del mismo.
  • Participar de la construcción de la paz, contribuyendo con nuestro trabajo diario a la convivencia en nuestro centro y en nuestra familia porque así serviremos de modelo a las generaciones venideras.Por todo esto, nuestro centro propone a toda su Comunidad Educativa:
  • CONTRIBUIR a la construcción de una nueva visión de la PAZ, desarrollando una cultura de la paz sobre la base de los valores universales, del respeto a la vida, a la libertad, a la justicia, a la solidaridad, a la tolerancia, a los derechos del hombre y a la igualdad entre hombres y mujeres.
  • REFORZAR la conciencia del destino común de la HUMANIDAD, de manera que se favorezcan las relaciones entre los seres humanos, así como también la relación armoniosa entre la HUMANIDAD y la NATURALEZA.
  • INCLUIR en todos los programas, proyectos y redes educativas de manera consciente y permanente, elementos relativos a la paz y a los derechos del hombre.
  • FORMAR en el respeto y el conocimiento de otras culturas, evitando fundamentalismos, aceptando las diferencia con el otro y facilitando que sean una buena tierra donde puede enraizar una cultura de amor, paz y fraternidad.

La PAZ  es  esencialmente el respeto a la vida.

La PAZ es el bien más preciado por la HUMANIDAD.

La PAZ es más que el final de los conflictos armados.

La PAZ es un comportamiento.

La PAZ es una adhesión profunda al ser humano, a los principios de libertad, justicia, igualdad, respeto a la diversidad y solidaridad.

La PAZ es también una relación armoniosa entre la HUMANIDAD y el MEDIO que nos rodea.

IMÁGENES DE NUESTRO CENTRO: