Jugar para ser libres

Estamos en época de listas de deseos y peticiones mágicas, de mirar los anuncios, los escaparates y los catálogos de juguetes con ojos infantiles e ilusionados. Si tienes peques cerca, pensando en sus demandas y si no, recordando las navidades de nuestra infancia. Pero… ¿somos conscientes de lo que significa regalar un juguete? ¿de los mensajes que transmite la publicidad?

A finales de octubre el Instituto de la Mujer presentó el Estudio de estereotipos y roles de género en la publicidad de juguetes. Bajo el título La magia es evitar el sexismo. Jugar para ser libres, la campaña va dirigida a las agencias de publicidad, al sector juguetero y a todas las personas que regalan juguetes en esta época del año.

Tras analizar cuatro soportes de promoción de juguetes:  televisión, catálogos, portales web y lugares de venta, dando prioridad al primero por ser el medio principal de difusión de las jugueteras, las cifras resultan llamativas:

  • El 11 % de los anuncios de juguetes sexualiza a las niñas.
  • El 38.5%  muestran a las niñas arquetipos femeninos de belleza  o de cuidadora y madre/esposa.
  • El 34 %  están relacionados con profesiones: los dirigidos a niñas se asocian con el sector de peluquería y estética; de los dirigidos a niños, el 50% lo hace con la actividad de piloto, policía o militar.
  • El código de colores sigue vigente: predomina el rosa para niñas y el oscuro para niños: en el 22% de los juguetes para niñas, se usa el rosa y ellas aparecen vestidas de ese color en el 14.4% de los casos. Sin embargo, los niños nunca salen vestidos de rosa.
RECOMENDACIONES

Beatriz Gimeno, Directora del Instituto de la Mujer, ofrece la colaboración del Instituto al sector juguetero para revisar sus códigos de autorregulación. Entre las recomendaciones nos encontramos con las siguientes:

PARA EL SECTOR JUGUETERO
  • Abandonar los estereotipos sexistas, diseñando juguetes que reflejen la sociedad, las mujeres y las familias actuales.
  • Apostar por juguetes mixtos o neutros.
  • Acercar a las niñas a los juguetes de tecnociencia.
  • Equilibrar las representaciones profesionales.
  • Evitar la estigmatización de las niñas mediante el uso del color rosa.
PARA LAS AGENCIAS PUBLICITARIAS
  • Equilibrar el uso de las voces en off, ya que para los niños son masculinas, adultas y autoritarias y para las niñas, femeninas, dulces e infantiles.
  • Igualar los ritmos y melodías, ya que para los niños son ritmos dinámicos que evocan actividad. Y para las niñas, músicas suaves que evocan entornos pasivos.
  • Diversificar los emplazamientos, ya que las niñas suelen aparecer dentro de casa y los niños, en lugares abiertos.
  • Eliminar los gestos, poses y actitudes de niños y niñas asociados a la feminidad o masculinidad, especialmente los que se relacionan con la atracción sexual.
PARA TODES

Jugar es aprender, imaginar, es la forma que tienen lxs más peques de la familia de experimentar y descubrir. Y a la imaginación y al conocimiento del mundo exterior, no debemos ponerle límites, ni a niños ni a niñas: que sepan, desde el principio de sus vidas, que pueden aspirar a lo que quieran, que no tienen que sufrir limitaciones por ser niñas o niños. La magia es evitar el sexismo, como dice la campaña. En estas fechas y siempre, regala para que sean libres.

Jugar significa que la imaginación ensancha la libertad. Si jugamos para ser libres, si jugamos con toda la potencia de nuestra imaginación, resultará más difícil que en nuestra vida adulta no nos dejemos arrebatar esa libertad que tanto satisfacción nos ha dado y que tan importante ha sido en la conformación de nuestra personalidad

.Noelia Vera,

Secretaria de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género