PREMIO: EDUCACIÓN DIVERSA 2020

Muchas gracias a la Asociación Algarabía por haber considerado que era la persona idónea para recibir este premio.

Hay veces que la vida te sorprende, te hace un regalo y no tienes palabras suficientes para mostrar tu gratitud. Eso me sucede a mí en esta ocasión… Recibo con muchísima ilusión este reconocimiento por su significado tan especial…

Hace casi 20 años me dedico a la docencia, los últimos 12 formo parte de la enseñanza pública canaria y no puedo sino sentirme orgullosa, muy orgullosa y feliz por pertenecer a ella y poder desarrollar mi actividad profesional sin censuras.

Trabajar la diversidad afectivo-sexual y de género precisa no solo de crear aulas que sean seguras, abiertas a la diversidad (que tanto nos enriquece) sino también de crear centros educativos que sean espacios de libertad, seguridad y diálogo donde todas las personas en su multiplicidad puedan ser, expresarse y participar sin miedo a hacerlo.

El profesorado no puede mirar a otro lado, es casi una obligación moral trabajar la diversidad, que está presente en la sociedad y que cada día entra por las puertas de nuestros centros y está a nuestro lado durante seis horas. Para mí sería impensable…

Me niego además a admitir que mi trabajo como docente consista únicamente en transmitir los contenidos que aparecen reflejados en el currículo de mi materia. Va mucho más allá.

Sin más, como considero que este premio no es solamente mío, me gustaría compartirlo con otras personas. En primer, lugar, con mi alumnado y sus familias porque sin su ayuda y apoyo incodicionales no serían posibles todas las actividades o proyectos que desarrollo en mi centro educativo, el IES José Arencibia Gil, en Telde, Gran Canaria. También este premio va para todo el profesorado canario que trabaja deliberadamente la diversidad sexogenérica en sus centros educativos y en las diferentes etapas. Aunque muchas veces no sea reconocida, hacen una labor encomiable. Por último, este premio va dedicado a mi familia y las personas que forman parte de mi vida, por tanto y tantas cosas… pero sobre todo por recordarme, en los buenos y no tan buenos momentos, que merecía la pena lo que estaba haciendo.

Reitero mi agradecimiento a la Asociación Algarabía y felicito al resto de las personas premiadas en esta IX Edición del Premio Rosario Miranda.

Muchas gracias

UN CURSO MÁS… COEDUCANDO EN IGUALDAD

Hay veces que la vida te hace regalos y no tienes palabras suficientes para mostrar tu gratitud. Eso me pasa a mí en estos momentos.

Ayer lunes, 29 de junio, se celebró en nuestro centro de forma telemática uno de los dos claustros de final de curso. En él he presentado ante el profesorado un video de apenas tres minutos con el que quería cerrar mi trabajo en materia de igualdad y educación afectivo – sexual durante en este curso académico tan inolvidable.

En él se ven algunas de las acciones o actividades que he organizado  y coordinado desde la Red de IgualdadSolo algunas. Todas las personas, que son muchas, las que siguen este blog han podido verlas y seguirlas en tiempo real. Ha sido muchísimo el tiempo, esfuerzo y esmero invertidos en organizarlas y coordinarlas pero siempre he contado con personas que forman parte de mi vida y con profesorado que me han ayudado, animado y alentado durante el proceso, en los buenos momentos y en los no tan buenos …

A todas esas personas no puedo sino darles las gracias más sinceras pues su ayuda y cariño me hacen seguir adelante y hacen que siga pensando que merece la pena todo lo que hago en nuestro centro y todo lo que hago por nuestro alumnado.

Me siento inmensamente feliz al saber que hay tantas personas a mi alrededor, tanto física como virtualmente , que apoyan y valoran el trabajo que realizo diariamente.

Además, este curso he tenido nuevamente la inmensa fortuna de haber sido una de las Agentes zonales de Igualdad de mi ciudad y me he sentido muy orgullosa compartiendo y contagiando a otros centros de mi municipio aquellas prácticas que llevo a cabo en nuestro instituto. Muchísimas gracias a las dos personas que me han acompañado en este curso, también Agentes zonales de Igualdad: Rocío y Gustavo.

Les invito a ver el video y recuerden que la ilusión y el amor con los que preparé y organicé todo lo que verán se contagiarán rápidamente.

PREMIO EDUCACIÓN DIVERSA 2020

Muchas gracias a la Asociación Algarabía por haber considerado que era la persona idónea para recibir este premio.

Hay veces que la vida te sorprende, te hace un regalo y no tienes palabras suficientes para mostrar tu gratitud. Eso me sucede a mí en esta ocasión… Recibo con muchísima ilusión este reconocimiento por su significado tan especial…

Hace casi 20 años me dedico a la docencia, los últimos 12 formo parte de la enseñanza pública canaria y no puedo sino sentirme orgullosa, muy orgullosa y feliz por pertenecer a ella y poder desarrollar mi actividad profesional sin censuras.

Trabajar la diversidad afectivo-sexual y de género precisa no solo de crear aulas que sean seguras, abiertas a la diversidad (que tanto nos enriquece) sino también de crear centros educativos que sean espacios de libertad, seguridad y diálogo donde todas las personas en su multiplicidad puedan ser, expresarse y participar sin miedo a hacerlo.

El profesorado no puede mirar a otro lado, es casi una obligación moral trabajar la diversidad, que está presente en la sociedad y que cada día entra por las puertas de nuestros centros y está a nuestro lado durante seis horas. Para mí sería impensable…

Me niego además a admitir que mi trabajo como docente consista únicamente en transmitir los contenidos que aparecen reflejados en el Currículo de mi materia. Va mucho más allá.

Sin más, como considero que este premio no es solamente mío, me gustaría compartirlo con otras personas. En primer, lugar, con mi alumnado y a sus familias porque sin su ayuda y apoyo incodicionales no serían posibles todas las actividades o proyectos que desarrollo en mi centro educativo, el IES José Arencibia Gil, en Telde, Gran Canaria. También este premio va para todo el profesorado canario que trabaja deliberadamente la diversidad sexogenérica en sus centros educativos y en las diferentes etapas. Aunque muchas veces no sea reconocida, hacen una labor encomiable. Por último, este premio va dedicado a mi familia y las personas que forman parte de mi vida, por tanto y tantas cosas… pero sobre todo por estar y estar cerca y recordarme, en los buenos y no tan buenos momentos, que merecía la pena lo que estaba haciendo.

Reitero mi agradecimiento a la Asociación Algarabía y felicito al resto de las personas premiadas en esta IX Edición del Premio Rosario Miranda.

10.000 VISITAS, 10.000 GRACIAS!

Me gustaría agradecer a todas las personas que siguen mi blog: DIFERENTEMENTE IGUALES. Nació el pasado mes de noviembre con el único deseo de visibilizar el trabajo que realizo en mi centro, el IES José Arencibia Gil y del cual me siento inmensamente orgullosa. Además, he querido compartir el material que durante los diez años que he trabajado los temas coeducativos he ido recopilando.

Nunca pensé que fuera a tener tanta repercusión y por eso me hace doblemente feliz, sobre todo, por pensar que cada vez somos más las personas que trabajamos de una u otra forma por un mundo mejor.

Muchísimas gracias a todas las personas, docentes, psicólogos, educadores sociales… que me envían de forma privada mensajes y me felicitan por divulgar este material y compartir mis prácticas en materia de Igualdad.

Muy agradecida, Begoña