Características del área de E.F.

La sociedad ha ido tomando conciencia en los últimos años de la importancia del cuerpo en todos sus aspectos, por lo que es frecuente hoy el uso de términos empleados antes por una minoría y relacionados con la imagen corporal, la forma física, la salud, el deporte, etc. Es lógico, por tanto, que el sistema educativo proporcione al individuo una cultura física básica, puesto que debe dar respuesta a sus intereses y necesidades.

En la orientación actual del área de Educación Física, no todo gira en torno a la psicomotricidad, gimnasia o expresión corporal, sino que toma una orientación más amplia al utilizar como ejes básicos el cuerpo y el movimiento. Se propone desarrollar en el individuo todas sus capacidades físicas y dotarle de una mayor conciencia de las potencialidades de su cuerpo, asumiendo la responsabilidad que tiene con el mismo y sus condiciones de salud.

Será a través del movimiento como el escolar adquirirá hábitos, técnicas y usos corporales, desde los más simples a los más complejos, como la danza o el deporte.

En la Primaria, el área de Educación Física debe formar las capacidades motrices del individuo; sólo así podrá llegar a alcanzar el desarrollo y perfeccionamiento del cuerpo. Pero inseparables de los aspectos motrices, son los afectivos, cognitivos y comunicativos.

Las consecuencias del desarrollo de las capacidades motoras son:

*La adquisición de múltiples conductas motrices que servirán para construir otras nuevas y aplicarlas a la resolución de problemas.

*La adquisición de destrezas motoras, trabajando factores de percepción, para posteriormente hacerlo con los de ejecución y decisión.

*El aprendizaje social del alumno o alumna, ya que su capacidad motora es el principal mecanismo físico de interrelación y de interacción con el mundo que le rodea.

*El conocimiento de las posibilidades del cuerpo, gracias al desarrollo de conductas motrices, permitirá mejorar la capacidad de decisión motriz, lo que llevará a adquirir mayor autonomía personal, seguridad y autoconfianza (bases que posibilitarán que los alumnos y alumnas realicen aprendizajes significativos por sí solos).

Para poder llevar a cabo este currículo se toma como punto de partida:

a) El nivel del desarrollo evolutivo de los alumnos y alumnas.

b) Las características individuales de estos (ritmos de aprendizaje, niveles de maduración, peculiaridades psicológicas, etc.).

c) Las diferencias que establece el sexo respecto a las capacidades motoras.

d) La coeducación en vez del currículo mixto.

e) Las ideas y conocimientos previos de los alumnos y alumnas.