El País de las flores

Texto: María Jesús Cano

Ilustraciones: alumnado de 2º y 4º de Primaria del Colegio Aguere ( La Laguna)

En un hermoso y apacible lugar de las islas afortunadas hay un pueblo que tiene el poder de hablar con las flores.

El pueblo está situado en la parte más alta de una isla, rodeado de frondosos bosques de pino, campos verdes salpicados de flores y montañas nevadas que dotan al paisaje de un halo de misterio y aventura.

Vilaflor, como así se llama el pueblo, celebra cada año la llegada de la primavera con una gran fiesta de luz y color a la que acuden los habitantes de los pueblos cercanos.

vilaflor Las calles del pueblo se adornan para la ocasión con guirnaldas, banderas y luces de colores. El centro de la plaza se llena de flores, miles y miles de flores que desprenden su olor e iluminan el paisaje. Las rosas lucen hermosas sus aterciopeladas hojas. Las parejas deshojan las margaritas en señal de amor eterno. Los lirios muestran orgullosos sus pétalos y las violetas anhelan retornar a su Teide querido.

Ese día todos los niños del pueblo deben elegir una flor que les acompañará hasta la próxima primavera. Una flor que tendrán que cuidar y proteger ofreciéndole todo cuanto necesite. La luz del sol, el agua pura de Vilaflor y cariño, mucho, mucho cariño.La flor más hermosa de todas será la ganadora del concurso de flores que se celebrará la primavera próxima .No hay duda que todos quieren conseguir el primer premio sobre todo porque quien lo gane será coronado Rey o Reina de la fiesta de la primavera.Todos han conseguido su flor. Todos menos Amapola una dulce y tímida niña, con nombre de flor, que llora desconsolada en una esquina de la plaza.

se recoge flores–         ¿Dónde está mi flor?- pregunta Amapola al guardián de las flores.

–         Ya no hay más flores, se las llevaron todas- responde el guardián.

–         ¿Y dónde puedo encontrar una flor para cuidar?- pregunta de nuevo Amapola.

–         Tendrás que viajar hasta el País de las flores- le dice el guardián- y allí encontrarás tu flor, aquella que has de cuidar hasta la próxima primavera.

Tanausú y el pais de las flores 005Amapola emprende el viaje en busca de su flor. El País de las flores está al otro lado del océano y tendrá que recorrer un largo camino.El viaje en barco se hace largo y tortuoso pero, al cabo de quince días, Amapola llega al País de las flores. Un lugar mágico y extravagante donde todos los edificios están cubiertos de flores. En las tiendas, en las cafeterías y en las oficinas las flores crecen a su antojo llenando de colores las paredes y desprendiendo su penetrante olor.Amapola busca, entre las flores, aquella que ha de cuidar. Busca, busca y rebusca  pero la flor no aparece. Cansada de tanto buscar y buscar se sienta en un banco del parque.

En la rama de un viejo olmo, un pajarillo la observa.

Tanausú y el pais de las flores 003–         ¿Qué te pasa niña, acaso te has perdido?- pregunta el pajarillo azul a Amapola

La niña mira hacia lo alto del árbol, de donde procede la voz.

–         ¡Oh, querido pinzón azul- le responde Amapola –no, no estoy perdida sólo estoy descansando para seguir buscando mi flor. Aquella que he de cuidar para el concurso de flores ganar

–         ¿Has probado a buscar en el jardín encantado?- le pregunta el pinzón azul.

–         ¿El jardín encantado?- pregunta la niña, con voz de sorpresa.

El pinzón azul le cuenta que el jardín encantado está custodiado por un malvado jardinero que, celoso de la belleza y aroma de las flores, construyó un pequeño jardín donde plantó las más hermosas flores de los cinco continentes y lo amuralló para que nadie pudiera acercarse.

El enorme muro de piedra gris donde el musgo crece a su antojo no deja pasar la luz del sol y las plantas crecen tristes y sin vida.

–         ¿Cómo podré encontrar el jardín encantado?- le pregunta la niña al pajarillo- y ¿cómo lograré entrar en él?

–         Sólo tu tienes la respuesta- le responde el pinzón azul- que has de buscar en tus recuerdos.

Sorprendida aún por la respuesta del pajarillo Amapola inicia el viaje en busca del misterioso jardín. En su cabeza las emociones se mezclan con las posibles soluciones al enigma que ha de resolver. ¿Cómo va a buscar en sus recuerdos las respuestas?

De pronto le viene a la memoria una cancioncilla que su madre le cantaba siendo aún muy niña.

–         Amapola, amapola del campo…. ¿cómo seguía la canción?- intenta recordar.

–         Amapola, amapola del campo que hermosa eres, amapola del campo…. Ya voy recordando la letra- dice la niña con voz alegre.

–         Sí, ya la recuerdo- grita entusiasmada- la canción era así:          Tanausú y el pais de las flores 009                                                                       

 Amapola, amapola del campo,qué hermosa eres, amapola, amapola del campo, dime quién eres.

  Amapola, amapola del campo, son tus colores orgullo de primavera y campos verdes.

Amapola, bella amapola, ya sé quién eres.

Una hermosa niña de ojos verdes.

                                                                                                                                                                             Cuando termina de entonar la cancioncilla se topa de bruces con un alto y grisáceo muro de piedra que interrumpe su camino. Una puerta, situada en la parte lateral del alto y grisáceo muro de piedra se abre como por arte de magia. La magia de la cancioncilla. La magia de sus recuerdos de niña. La magia que abre, sin piedad, el alto y grisáceo muro de piedra.

Tanausú y el pais de las flores 015La oscuridad que reina en todo el jardín impide a la niña contemplar el desolador espectáculo. Las flores están mustias, tristes y sin color. El lúgubre jardín les ha robado todo su esplendor y hasta su olor se ha esfumado como se esfuma la vida en el interior del jardín encantado.

Pero en la parte más recóndita de ese triste entre los más tristes jardines Amapola descubre una pequeña luz. La pequeña luz de una pequeña flor empequeñecida por la falta de luz y la falta de agua que aún sobrevive.

Con sumo cuidado arranca Amapola la flor. Desde la raíz. Deposita un poco de tierra en una bolsa e introduce allí su flor porque ya sabe que esa es su flor. Aquella que ha de cuidar con paciencia y con amor.

Su flor.Aquella con la que ganará el concurso de flores la próxima primavera.

Su flor.Aquella que transformará el paisaje de su pueblo. Su flor.

Tanausú y el pais de las flores 011En agradecimiento por ser rescatada del triste entre los más tristes jardines la flor habla con el viento y, juntos, Amapola, la flor y el viento trasladan las semillas a todos los rincones del pueblo.

Y es por ello que cada mes de Abril las amapolas de California, de color amarillo y naranja, florecen escandalosamente en los hermosos campos de Vilaflor

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Hola, ¿Estás utilizando wordpress para tu plataforma web? Soy nuevo en el mundo de los blogs, pero estoy tratando de empezar y crear el mio propio. ¿Se necesita tener algun conocimiento de HTML para hacer tu blog? Te agradeceria cualquier ayuda. [url=http://www.rogles.org/index.php/es/rutas-btt.html]via verde taragona[/url]

    1. Buenas tardes: en primer lugar darte las gracias por visitar este blog. Con respecto a tu pregunta no sabría darte una respuesta profesional o tecnológica precisa pues yo también soy nueva en el mundo de los blogs. En mi caso hice un curso promovido por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias y me he animado a crear este blog educativo que ellos mismo promueven, gestionan y coordinan con el fin de facilitar el intercambio de experiencias educativas entre el profesorado. Lamento no poder darte una respuesta más precisa y animarte , eso sí, a adentrarte en este apasionante mundo. !Suerte!. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Ir a la barra de herramientas