Ir a la barra de herramientas

TANAUSÚ Y EL FANTASMA DEL FARO

Una aventura en la isla de Fuerteventura

 Tanausú y el fantasma del faro 001Texto: María Jesús Cano

Ilustraciones: Pilar Manso

 

El barco llega a Puerto del Rosario con unos minutos de retraso. Justo antes del atardecer Tanausú, un alegre y viajero gnomo, desciende por la escalinata contemplando la espectacular puesta de sol.
En el puerto de la isla majorera le espera, impaciente y nervioso, su amigo Nauzet que tiene su misma edad y con el que Tana, como le llaman sus amigos más íntimos, se lleva muy bien. Juntos crecieron en la vecina isla de La Palma hasta que la familia de Nauzet se trasladó a Fuerteventura por motivos de trabajo.
El padre de Nauzet es farero y es el encargado de la vigilancia y el cuidado del faro de La Entallada.
Tana viaja a la isla para participar con su amigo en el concurso de juegos tradicionales canarios que este año se celebra en Las Playitas, muy cerca de donde Nauzet vive con su familia.
– Hola Nauzet- saluda cariñosamente Tana a su amigo- ¿Has ensayado con el trompo?
– Claro que sí- responde Nauzet sonriendo- y esta vez te voy a ganar.
– Bueno, bueno, bueno, eso habrá que verlo- contesta Tana- he estado ensayando mucho estos días y creo que yo también puedo ganar.
Tanausú enseña a su amigo su objeto más preciado, un trompo de madera maciza que su abuelo Perico, muy aficionado a este juego, le regaló siendo muy niño y que, según decía , tenía poderes mágicos y ahuyentaba a los fantasmas.
Se abrazan, de nuevo, alegres por volver a verse e inician el largo camino hasta el faro de La Entallada donde viven los padres de Nauzet con su hermano pequeño Aday.
La montaña de Tindaya vigila y protege sus pasos. Esta montaña sagrada que guarda en su interior misteriosas historias y aventuras será testigo, sin saberlo aún, de una aventura fantasmagórica.
Felices y relajados recorren los caminos y senderos de la isla, visitan los pueblos por los que pasan y disfrutan de la comida del lugar.
En Tuineje compran un exquisito queso de cabra que se comen en un santiamén. Hasta ese momento no se habían dado cuenta del hambre que tenían. De postre, unas rapaduras que Tanausú trajo de La isla de La Palma.
Medio kilómetro antes de llegar a Las Playitas cogen el desvío que les llevará al faro; la carretera es empinada y está llena de curvas. Cansados llegan a la colina sobre la que se ve el imponente faro y las maravillosas vistas.
Tanausú y el fantasma del faro 003El faro, una torre cuadrangular de 11 metros de altura, está construido en piedra de color rojo, con azulejos. Sobre la torre hay una cúpula de cristal donde está el faro y justa al lado de la torre está la casa de la familia de Nauzet.

Nauzet enseña a Tana el lugar. Juntos recorren todas las habitaciones del faro. Pero en la parte más alta, muy cerca de la cúpula de cristal, hay una pequeña habitación con una puerta de madera y una gran cerradura que no se puede abrir.
La llave que abre la puerta ha desaparecido y nadie ha entrado en la habitación en años. Es una habitación misteriosa.
Cansados del viaje y, después de una magnífica cena, se acuestan a dormir en la misma habitación en dos literas. Nauzet duerme en la litera de abajo y Tana en la litera de arriba.
Sin embargo Tana no puede dormirse, está inquieto y no para de dar vueltas y más vueltas en la cama.
En los últimos años en el faro han sucedido acontecimientos extraños y sorprendentes. Luces que se encienden y apagan solas, barcos que chocan contra las rocas del acantilado, una misteriosa sábana blanca que, por las noches, tapa la luz del faro o unos sonidos extraños que se confunden con el fuerte viento.
De repente Tanausú escucha una voz que viene de la habitación misteriosa.
– Tanausúuuuuuuuuuu, Tanausúuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.
– ¿Quién eres?- pregunta Tana con voz temblorosa.
– Soy el fantasma del faro. Escucha el sonido del viento que te traerá mis palabras.
Tanausú escucha el fuerte viento que azota las paredes del faro y que trae las palabras del fantasma.
– Mi nombre es Sustón y necesito que me ayudes a salir de esta habitación- susurra el fantasma a Tana.
– ¿Y cómo puedo ayudarte?- pregunta asustado Tana.
– Tienes que encontrar la manera de abrir la puerta para que salga de este cautiverio- le dice el fantasma.
– ¿Para qué quieres salir?- pregunta, de nuevo, Tana.

Tana no obtiene respuesta. Sólo se oye el sonido del viento y la respiración de su amigo Nauzet que duerme plácidamente.
A la mañana siguiente, después de desayunar un gran tazón de leche con gofio, Tana y Nauzet se dirigen a Las Playitas para participar en el concurso de juegos tradicionales.
Con la emoción de los acontecimientos de la noche anterior y la cabeza en otro sitio Tana se olvida el trompo de su abuelo Perico en casa y su amigo Nauzet le presta uno de los suyos.
Tana enrolla la cuerda alrededor del trompo y dándole un fuerte tirón lo hace caer al suelo donde empieza a dar vueltas y más vueltas sin parar hasta que comienza a inclinarse perdiendo su movimiento y se muere.

Nauzet tiene más suerte en el concurso y queda en segundo lugar. Tana se alegra por su amigo que recibe una medalla de color plata y se dice a sí mismo que lo importante es participar.

Tanausú y el fantasma del faro 005

Regresan al faro cansados y emocionados. Después de cenar se acuestan y Nauzet se duerme pronto; sin embargo Tana no puede dormirse esperando nuevamente escuchar la susurrante voz del fantasma.
– Tanausúuuuuuuuuuuuu, Tanausúuuuuuuuuuuuu- se oye la voz del fantasma.

– ¿Qué quieres de mi?- le pregunta Tana- que sigue sin estar convencido de que los fantasmas existan.

– Quiero que me liberes de esta habitación en la que llevo años encerrado- dice el fantasma.

– Pero, ¿por qué no puedes salir de la habitación?- le pregunta Tana.

Y entonces el fantasma le cuenta la historia de su cautiverio.

Hace muchos años, en los acantilados que hay cerca del faro, había una cueva donde los piratas escondían los tesoros de sus capturas.
En aquellos tiempos el fantasma vivía feliz en el faro de La Entallada asustando a los visitantes y recorriendo las habitaciones con su larga sábana blanca.
Pero Sustón no es un fantasma como los demás. A él no le gusta pasarse todo el día asustando a la gente y recorriendo habitaciones, él quiere ser pirata para navegar por los mares del sur, vivir mil aventuras y conocer otros países.
Una noche de luna llena se asomó a los grandes ventanales del faro y vio un barco pirata atracado en los acantilados. También pudo ver cómo unos piratas descargaban del barco uno, dos, tres y hasta cuatro cofres que debían ser muy pesados porque les costaba mucho arrastrarlos.

Tanausú y el fantasma del faro 007De repente, desaparecieron en el interior del rocoso acantilado.
Sustón salió, sigilosamente, de su escondite y bajó volando hasta el acantilado. El barco había desaparecido y no había ni rastro de los piratas.
Pronto descubrió la entrada de una cueva.
– Seguro que es la cueva dónde los piratas escondieron los cofres- pensó Sustón.
La cueva de los piratas estaba oscura y daba miedo aunque todos saben que los fantasmas no temen a la oscuridad así que, despacio y tranquilo, entró en la cueva.
Las paredes eran de roca afilada y Sustón se rasgó en más de una ocasión su impoluta sábana blanca.
Cuanto más avanzaba hacia el interior de la cueva más oscura se volvía sin embargo Sustón estaba acostumbrado a la oscuridad y no tenía miedo, sólo curiosidad.
De repente, en la parte más profunda y oscura de la cueva, descubrió los cofres y el tesoro de los piratas.
Sin pensarlo dos veces cogió uno a uno los cofres y los llevó al faro.
Cuando abrió los cofres y vio los tesoros que los piratas habían saqueado en los centenares de barcos que habían abordado decidió repartir las monedas de oro y las joyas entre los habitantes pobres del pueblo que, al enterarse, hacían largas colas en la entrada del faro.
Cuando los piratas regresaron con más tesoros y descubrieron lo que había pasado lanzaron una maldición pirata contra Sustón y lo metieron en la habitación más alta del faro cerrando la puerta con una llave que lanzaron al mar.
La maldición pirata decía que sólo podría ser rescatado por una persona valiente que descubriera cómo abrir la puerta.
Tanausú escuchó el relato del fantasma y le prometió hacer cuanto estaba en su mano para rescatarlo ya que había sido encerrado por una buena causa: repartir los tesoros entre los pobres del pueblo.
Despertó a Nauzet y le contó la historia del fantasma.
– ¿Qué podemos hacer?- preguntó Nauzet- que ahora entendía los extraños sonidos, las luces que se encendían solas, el faro que se apagaba y las sombras blancas. Era Sustón que trataba de enviar mensajes de auxilio.
– No lo sé- contesta Tana.
Tras reflexionar durante un buen rato se le ocurre una idea.
– Ya sé- comenta Tana- mi abuelo Perico me dijo que el trompo que me regaló tenía el poder de ahuyentar a los fantasmas. Si logramos dar con la fórmula para ahuyentar fantasmas Sustón podrá salir de la habitación misteriosa e irse a otro lugar.

– Tenemos que descubrir el poder del trompo de tu abuelo- dice Nauzet- pero, ¿cuál será su poder?
Tana aprieta fuertemente el trompo entre sus manos buscando indicios de su poder, le da vueltas y más vueltas, lo mira por arriba, lo mira por abajo y sin embargo no encuentra nada extraño.
Lanza el trompo contra el suelo y lo pone a bailar una y otra vez aunque sigue sin descubrir nada.
De pronto recuerda unas palabras de su abuelo: “para que la magia del trompo surta efecto tiene que dar 7 vueltas sin parar antes de morirse, sólo siete vueltas enteras y perfectas, ni más, ni menos”.
-¿Y por qué tu abuelo dijo siete vueltas?- pregunta Nauzet- ¿Por qué no otro número, 3, 4, 5 ó 6?
– Supongo- contesta Tana – que porque el siete es un número mágico y misterioso y en algunas culturas aparece como el número del destino. Siete son los días de la semana, siete son los colores del arco iris, siete son los mares del planeta, siete son las notas musicales y, sobre todo, siete son las islas Canarias.
– Bueno, vamos a intentarlo- comenta Tana- cogiendo con cuidado el trompo de su abuelo Perico.
Suavemente enrolla la cuerda alrededor del trompo y con suma precisión lanza el trompo contra el suelo, con la energía necesaria para que sólo dé 7 vueltas.
El trompo comienza a bailar y da una vuelta, dos, tres, cuatro, cinco, seis y siete vueltas justo antes de caerse al suelo.
– ¡Lo has conseguido!- exclama emocionado Nauzet.
– Sí- comenta Tana- veremos si ha funcionado.
Los dos amigos esperan, emocionados y en absoluto silencio, descubrir el poder del trompo. La espera se les hace eterna y los segundos parecen horas.
De repente se oye un ruido en la parte alta del faro. Un sonido chirriante, como una puerta al abrirse. Una puerta cuyas bisagras hace mucho tiempo que no se engrasan. La puerta de la habitación misteriosa.
Tana y Nauzet se miran y, sin hablarse, suben las escaleras que les llevan a la parte alta del faro.
– ¡Mira, Tana!- dice Nauzet – la puerta de la habitación misteriosa está abierta.
– Es verdad, entremos.
Juntos entran en la habitación misteriosa pero en el interior no hay nada, sólo unos cofres vacíos llenos de polvo y telas de araña.
– Creo que el trompo de mi abuelo Perico ha ahuyentado a Sustón y se ha ido a otro lugar- comenta Tana- ¡Qué pena! Me hubiese gustado conocerle y hablar con él.
– Es mejor así- le dice Nauzet- seguro que ahora vivirá feliz en otro faro o en algún castillo.
– O a lo mejor ha cumplido su sueño de ser pirata y viajar por los mares del sur- dice Tana- abordando los barcos piratas para repartir su tesoro entre los pobres.

Y colorín colorado este cuento de gnomos, piratas, amigos y fantasmas se ha acabado.

COMPRENSIÓN LECTORA

 

CUESTIONARIO ( Rodea  la  respuesta  correcta):

 1. ¿ En qué isla nació Nauzet, el amigo de Tanausú que vive en Fuerteventura?

A) En la isla de Lanzarote.

B) Es evidente: en la isla de Fuerteventura.

C) En la isla de San Borondón.

D) En la isla de La Palma.

 2- ¿Qué poder mágico tenía el trompo que Perico, el abuelo de Tanausú, le regaló?

A) Convertía el agua en vino.

B) Ahuyentaba a los fantasmas.

C) Era un trompo que nunca dejaba de girar.

D) Convertía a los fantasmas en personas.

 3.¿Qué significa el término santiamén?

A) Que todos son muy buenos y santos.

B) Algo que se hace muy  rápido, al instante, al momento.

C) Algo que es muy bueno, buenísimo.

D) Que hay que santiguarse al entrar a una iglesia.

4. ¿Dónde se encuentra la habitación misteriosa del faro?

A) En el sótano.

B) Justo al lado de la despensa de la cocina.

C) Detrás del cuarto de baño.

D) En la parte más alta del faro, cerca de la cúpula de cristal.

5. Indica cuál de estos acontecimientos no ha tenido lugar en el faro en los últimos años.

A) Una sábana blanca tapa la luz del faro por las noches.

B) Los barcos chocan contra los acantilados.

C) Los marineros borrachos lloran desconsolados.

D) Unos sonidos extraños que se confunden con el fuerte viento.

6. ¿Cuál es el nombre del fantasma del faro?

 A) Francisco Alfarero.

B) Sustón.

C) Miguel

D) Wally

 7. ¿Por qué el fantasma del faro no era como los demás fantasmas?

A) Porque su sábana no era de color blanco.

B) Porque le gustaba bañarse en Las Playitas.

C) Porque quería ser policía.

D) Porque quería ser pirata para navegar por los mares del sur.

 8. ¿Qué hizo el fantasma con las monedas y las joyas de los cofres de los piratas?

A) Los repartió entre los pobres.

B) Se sacó un billete para Hawai y se dedicó a la buena vida.

C) Construyó un nuevo faro.

D) Construyó una nueva iglesia.

 9. ¿A qué se debían los fenómenos extraños del faro?

 A) A que Sustón enviaba mensajes de auxilio.

B) A que Perico no podía dormir por las noches.

C) A que un fantasma practicaba con el trompo después de medianoche.

D) A que un fantasma salía a bailar con su amada.

10. .¿Qué había que hacer para que la magia del trompo surtiera efecto?

 A) Lanzarlo con mucho cariño.

B) Lanzarlo y que diera exactamente siete vueltas.

C) Lanzarlo y que girase sobre una roca volcánica.

D) Lanzarlo y que no parase de girar.

 

NOTA:
10   aciertos =  109   aciertos    = 8,5

8   aciertos    = 7

7   aciertos   = 5,5

6   aciertos  = 45   aciertos   = 2,5

4   aciertos = 1

MENOS  DE 4  ACIERTOS = 0

 

 

 

 

2 comentarios

  1. El cuento estuvo muy interesante

    1. Muchas gracias por el comentario Moneyba.
      Coincido contigo en que de la colección de cuentos de Tanausú este es uno de los más interesantes. Tiene muy buena aceptación entre los niños y las niñas.
      Gracias por leer las “Aventuras de Tanausú por el Archipiélago Canario”.
      Un cordial saludo.
      María Jesús.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.