EN ABRIL, LIBROS MIL: El secreto

 

Siguiendo con el reto de escritura semanal del mes de abril, quisiera hoy compartir el secreto mejor guardado de la humanidad. Un secreto  que está dentro de ti. Un secreto capaz de transformar el mundo .  Persigue tus sueños. Cree en ti.

EL SECRETO

Que EL Secreto te aporte amor y

felicidad durante toda tu existencia.

(Rhonda Byrne. EL Secreto)

-Te voy  a hacer un gran regalo. El gran secreto de la humanidad. Ese secreto revelado  solo para ti.

Con estas palabras fui merecedora del regalo que se agotaba, día si, día también, en las estanterías de esos grandes almacenes que los  Magos de Oriente tienen , en rigurosa franquicia, por el mundo entero.

¡Cómo puede alguien revelar el mayor secreto de la humanidad! Un secreto así debería permanecer encerrado en un cofre, bajo siete llaves o en lo más profundo del océano. Un secreto así sólo puede ser revelado a los poderosos y no a los incautos que, como yo, no creen en  fórmulas mágicas ni en códigos secretos que han de salvar el mundo. Pero no, El Secreto fue el libro más vendido en esas navidades y así, por cortesía de un fiel amigo, tenía en mis manos un ejemplar.

El secreto que conocieran los personajes más grandes de la humanidad: Platón, Shakespeare, Newton, Victor Hugo, Betethoven o Einstein me era, al fin, revelado. ¡Hurraaaaaa!

Fui leyendo, con avidez, los capítulos que se sucedían, uno tras otro, en una  peculiar sinfonía de letras, palabras y frases que iban desgranando el gran secreto del Universo.

– El Secreto y el dinero.¡ Genial!- pensé- me compraré  esos carísimos zapatos que para sí quisiera una moderna cenicienta. Unos  manolos que guardaré en un vasto vestidor.

-El Secreto y la salud. ¡Bien!- exclamé- las enfermedades seguirán su tortuoso camino alejadas de mi cuerpo y el de mis seres queridos.

-El Secreto y las Relaciones. ¡Estupendo!- presagié- viviré para siempre en paz y en armonía con mis semejantes. Y encontraré almas gemelas con las que compartir proyectos literarios.

Y así, capítulo a capítulo, las palabras reposaron en mi retina alimentando mi ego de ideas, pensamientos y actitudes rocambolescas.

Les aseguro que hice todos los ejercicios que el libro proponía, que atraje hacia mi  todos los pensamientos positivos que cabían en mi cerebro, que confié en mis expectativas, que incluso compartí el secreto con otras almas deseosas de salvarse como la mía. Y ya ven, aquí sigo con mis pensamientos felices , con el poderoso secreto desvelado y con la luz que iluminará mi sendero literario.

Mi magnetismo crece por momentos. Soy un imán que atrae energía positiva.  O acaso dudan que algún día escribiré una saga de libros juveniles que harán sombra al mismísimo Harry Potter. ¿Les había dicho que soy escritora?

Sin duda el secreto me fue revelado.

¡GRACIAS POR VISITAR ESTE BLOG!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Ir a la barra de herramientas