La biblioteca de aula

 La biblioteca: un lugar mágico y privilegiado dentro del aula

La zona de biblioteca ocupa en el aula un lugar privilegiado y agradable para su uso y disfrute. Su necesidad se hace patente, entre otras razones, porque (Rueda, R. 1995)

  • Despierta el interés en nuestros alumnos por conocer.
  • Fomenta aprendizajes motivadores y gratificantes facilitando el progreso individual del niño según sus propias capacidades e intereses.
  • Facilita la igualdad de oportunidades a alumnos de distintos medios socioculturales y socioeconómicos.
  • Desarrolla el gusto por la lectura y la posibilidad de conseguir en el futuro un adecuado hábito lector.
  • Favorece la adquisición de hábitos de consulta, que son la base para el estudio y la investigación.

Creando nuestra biblioteca de aula

Cuando nos planteamos la creación de una biblioteca de aula debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales: su ubicación, su dotación y su decoración.

Ubicación:

La biblioteca está ubicada en una espacio del aula bien iluminado, separada de la zona de juegos y de la casita, por ser espacios más bulliciosos, y más próxima a la zona de la asamblea y de escribir y leer.Se trata, por tanto, de un lugar al que apetece ir y permanecer por su comodidad y su enclave dentro del conjunto del aula.

Dotación

Al elegir el material para nuestra biblioteca entran en juego tres cuestiones fundamentales: la dotación económica, la calidad y variedad y el usuario.

El usuario de la biblioteca infantil (3 a 6 años) demanda un material manipulable, resistente y de fácil manejo que pueda compartir con uno o varios compañeros sin la posibilidad de que se rompa o se deteriore por el uso.

Existe en el mercado editorial gran variedad de libros dirigidos al público de estas edades con una cuidada presentación e ilustraciones maravillosas a las que es muy difícil resistirse. Son libros preciosos con una función lúdico-didáctica que “enganchan” a los primeros lectores y que comparten espacio con periódicos, revistas, libros confeccionados por los propios alumnos /as, diccionarios, poemas, adivinazas, cómics, enciclopedias…..Este material es aportado por las familias de los niños y las niñas a quienes se les convoca a una reunión informativa donde se tratan diversos aspectos:

  • Normas de uso y disfrute de la biblioteca de aula
  • Aportación de libros para la biblioteca.
  • Servicio de préstamo de libros.
  • Información de interés y/o artículos de opinión sobre la literatura infantil.
  • Fomento de la lectura en sus hijos e hijas.
  • Participación en el aula: cuentacuentos, libro viajero, etc.

 La maestra, usuaria habitual de librerías y bibliotecas, también aporta libros que considera de interés para los niños y las niñas.

Decoración:

LA BIBLIOTECAEn la decoración de la biblioteca participarán los niños y las niñas. Podemos encargar a un carpintero de la zona unas estanterias o comprarlas nosotros con la ayuda de las familias.

Se decoran las paredes con imágnes de los personajes de  los cuentos que hemos leído, con frases relacionadas con la literatura , con hermosas ilustraciones confeccionadas por los niños y las niñas….

 

 “He sido testigo numerosas veces del calambre del deslumbramiento, ese instante en que al abrir un álbum ilustrado o un libro de cuentos el lector se siente repentinamente turbado, radiante. Esa exaltación me hace refrendar la esperanza en la potestad transformadora de la biblioteca”

( Como mirar a la luna. Juan Mata. Capítulo 7: Las palabras en su morada. Editorial Graó)

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

    • Lola aparicio Rodríguez en 14 diciembre, 2012 a las 0:40
    • Responder

    Me gusto mucho, se cálida y viva .saludos

      • María Jesús en 28 mayo, 2013 a las 19:49
      • Responder

      !!Gracias Lola!!!: Lo cierto es que no es nada complicado crear un rincón para la biblioteca. Basta sólo con proponérselo y contagiar la magia de los cuentos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Ir a la barra de herramientas