El miedo al cambio

El espejismo del fin de la Historia

platon_digoLa filosofía occidental siguió la estela marcada por Parménides y Platón que apuestan por la permanencia y la estabilidad frente a la asunción del cambio permanente. Además de las razones ideológicas obvias que supone para defender posiciones socio-políticas de carácter conservador también podríamos explicar esa preferencia por motivos psicológicos fuertemente arraigdos en la propia estructura de la psique humana. Este sería un enfoque interesante para desarrollar la pregunta cuatro de la PAU tanto en el caso de Platón, donde el espejismo se hace patente, como de Nietzche que apuesta claramente en su filosofía contra el mismo asumiendo la vida, lo que hay tal como es, volviendo a beber de las fuentes heraclitanas. El artículo de El País que pueden leer en el enlace que se proporciona nos habla de un estudio publicado en Science por un equipo de psicólogos que muestra la predisposición de los seres humanos a creer vivir permanentemente en el mundo inmutable de las Ideas, en contra de las evidencias.

Para leer el artículo de El País sigue el enlace: más aquí.

¿Crees que vivimos bajo el espejismo del fin de la historia?
¿A qué se debe?
¿Deberíamos luchar contra tal espejismo o es inevitable y beneficioso?
¿Parménides-Platón o Heráclito-Nietzche, por quién apuestas tú?

Cuidar las citas

El obispo de Córdoba y Simome de Beauvoir

Sin duda las referencias filosóficas que se estudian en el Seminario incluyen a Simone de Beauvoir, un referente del pensamiento feminista, porque sólo así se entiende que el Obispo de Córdoba la cite. “Fernández parafrasea en su carta a Simone de Beauvoir (1908-1986), pareja de Jean Paul Sartre quien dijo que “mujer no se nace, sino que se hace”. El obispo cree que esta afirmación “expresa que el sexo es aquello que uno decide ser, de modo que ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer”, leemos en el artículo de El País. Para este cura católico “esta ideología” supone “un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho”. Un feminismo, según él, que “se va extendiendo implacablemente, incluso en las escuelas”.

Para el feminismo existencialista que defendía Beauvoir no es tan importante el sexo como el género. Hombres o mujeres son seres humanos abiertos y libres cuya naturaleza no está prefijada, por lo cual obligar a las mujeres, “el segundo sexo”,  a determinar su vida según criterios prefijados es violentar  a la mitad de la humanidad privándola de una derecho fundamental a decidir.

Está claro cómo ven este tema, y todos los relacionados con los derechos de las mujeres, quienes ni de lejos se les ocurre plantearse el problema de la paridad dentro de la institución que representan.

Para conocer a Simone de Beauvoir, a quien recomiendo acercase por el interés de sus reflexiones, les recomiendo el siguiente artículo de Filosofía hoy: El segundo sexo

Y por si quieren comentar les propongo esta pregunta: ¿De dónde procede tanta hostilidad a las mujeres?

Asimismo, el obispo apunta que de esta ideología viene “un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho”. Un feminismo, según él, que “se va extendiendo implacablemente, incluso en las escuelas”.

Y también podríamos comentar ¿para qué sirven las escuelas?

La misoginia

¿Y seguimos igual?

aristoteles_digoBien está que Aristóteles se muestre tan despreciativo con las mujeres, pues todos somos hijos de los tiempos y la cultura que nos toca vivir. Así y todo esperamos de las mentes privilegiadas, y la del estagirita la era sin duda, cierta capacidad para elevarse sobre los prejuicios de su época. Pero más triste es que pasados más de dos milenios aún se mantengan. Estos días salía en los medios de comunicación el caso del sacerdote católico italiano cuya consideración de las mujeres sigue la línea aristotelizante.

Para leer la noticia pincha aquí.

¿Valoramos los avances en la consideración de las mujeres? Porque haberlos, los hay ¿no te parece? ¿Cómo se posicionaría Aristóteles hoy?

Logos o pathos

¿La razón o la emoción guían la conducta ética?

En general la tradición filosófica se ha decantado por la ética racional para describir (explicar como funciona) y prescribir (indicar cómo debemos conducirnos) nuestra conducta moral. Sin embargo, parece ser que los seres humanos reaccionamos más intensamente ante lo que nos emociona que ante lo que nos convence. Hume es uno de los principales defensores del emotivismo moral frente a Kant, que defiende una posición fuertemente racionalista. Este es un buen tema para desarrollar tanto la pregunta tres como la cuatro de la PAU. ¿Tu cómo lo ves? ¿Explica mejor tu conducta moral el logos, la palabra, la racionalidad o el pathos, la emoción, la pasión? ¿El discurso argumentativo o la oratoria que apela a tu sensibilidad? ¿Que te lleva a ser altruista y donar en una campaña contra el hambre: las estadísticas sobre el número de niños malnutridos o la imagen que despierta sentimientos de culpa y horror? ¿La vía a la acción responsable se establece con el cerebro o con el corazón?

nube_emociones

emociones_collage

El ejemplo de los cerrajeros

Un caso de insumisión ciudadana

El “sapere aude” debe ir acompañado de una praxis coherente. Seguramente Kant, que temía el caos social revolucionario, no aprobaría la desobediencia civil, justamente lo contrario que postula Marx con su filosofía transformadora del mundo. Pero no siempre la praxis se tiene que entender de forma convulsa, las pequeñas acciones que nos posicionan contra lo que consideramos injusto y por tanto, nos negamos a hacer también pueden cambiar el mundo a mejor. Después de todo según Sócrates quién está convencido de que algo es injusto ¿podrá actuar contra su conciencia?Un caso real es el de los cerrajeros de Navarra. ¿Qué te parece su posición? ¿Nos conduce a algo? ¿Qué podríamos hacer siguiendo su ejemplo nosotros? ¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

Para leer la noticia y poder opinar con más conocimiento sobre esto lee el artículo publicado por El País: Los cerrajeros boicotean los desalojos, 29 de diciembre.

Ciudad K, ¿todos podemos ser reyes filósofos?

¿La ciudad ideal?

Pensando la utopía

Ciudad K es una serie semanal con capítulos que de unos veinte minutos de duración que se emiten los lunes a las 21:30 en La 2 dirigida por José Antonio Pérez. Se recrea una ciudad cuyos habitantes responden a los ideales ilustrados, con un nivel cultural tan exageradamente alto que su vida cotidiana se establece a través de disertaciones de gran calado teórico. Esto hace que las situaciones sean muy surrealistas, lo que nos lleva a plantearnos si saber mucho supone mayor capacidad para saber vivir bien, o más bien lo que se precisa, como diría Aristóteles, para una vida buena son sentido común y un poco de suerte.

Para que te hagas una idea de lo que sería una sociedad compuesta exclusivamene de reyes-filósofos fíjate el trabajo que desarrollaría un agente municipal en este pequeño extracto de la serie.

Para ver más capítulos accede pinchando aquí.