Mirar con perspectiva

mono_pensando_1¿Carpe Diem?

¿Quién se acuerda hoy de las guerras púnicas? ¿Y de la crisis del siglo III en el Imperio Romano? El tiempo relativiza las cosas. La crisis, o sea, la Crisis, la nuestra, la que estamos sufriendo ahora ¿cómo se verá dentro de dos o tres décadas? No digamos dentro de dos o tres siglos, o dentro de dos o tres milenios.

El incansable Jack en su habitual espacio que publica en Filosofía hoy (Nº11) hace una interesante reflexión sobre el tema que titula “Las 5 frustraciones” y que le llevan a meditar sobre cinco principios que tomamos como verdades inmutables, al estilo platónico, cuando en realidad puede que sólo sean prejuicios sin mucha justificación:

  1. Nuestra vida debe tener garantías.
  2. Tenemos derecho a la estabilidad de lo conseguido
  3. Nuestro esfuerzo merece que la producción crezca.
  4. Reformaremos lo inadecuado
  5. Al  menos debemos predecir el futuro.

El incansable Jack parece proponer la posición estoica para enfrentar la contraridad: aceptar y cumplir, que aunque no resuelve nada (¿hay algo que resolver?, o mejor, ¿es posible resolver algo?) al menos nos da alguna dosis de felicidad (¿paz interior en la aceptación?) y, sobre todo, ánimo para seguir.

Pero, en otro de sus editoriales (Filosofía Hoy nº14) dedicado también al modo de enfrentar la crisis económica, nos da los siguientes consejos:

  1. Abandonar el cinismo
  2. Ejercer la virtud de la tolerancia
  3. Ser pragmáticos y no renunciar a la eficacia
  4. Ser egoístas e inventar algo

En definitiva “Haz lo que quieras, pero haz algo”.  Típico de los que se dedican a afrontar la vida con mirada filosófica: lo uno y lo contrario. ¿A qué te suena esta postura filosófica? Pero ¿no es la contradicción, la negación de la negación, la lucha de contrarios lo único que nos puede acercar a un análisis más certero de la realidad? El pensamiento unidireccional, plano, lógico no parece que sea capaz de darnos una visión cabal de lo que ocurre a nuestro alrededor ¿o si lo es?

 

 

El miedo al cambio

El espejismo del fin de la Historia

platon_digoLa filosofía occidental siguió la estela marcada por Parménides y Platón que apuestan por la permanencia y la estabilidad frente a la asunción del cambio permanente. Además de las razones ideológicas obvias que supone para defender posiciones socio-políticas de carácter conservador también podríamos explicar esa preferencia por motivos psicológicos fuertemente arraigdos en la propia estructura de la psique humana. Este sería un enfoque interesante para desarrollar la pregunta cuatro de la PAU tanto en el caso de Platón, donde el espejismo se hace patente, como de Nietzche que apuesta claramente en su filosofía contra el mismo asumiendo la vida, lo que hay tal como es, volviendo a beber de las fuentes heraclitanas. El artículo de El País que pueden leer en el enlace que se proporciona nos habla de un estudio publicado en Science por un equipo de psicólogos que muestra la predisposición de los seres humanos a creer vivir permanentemente en el mundo inmutable de las Ideas, en contra de las evidencias.

Para leer el artículo de El País sigue el enlace: más aquí.

¿Crees que vivimos bajo el espejismo del fin de la historia?
¿A qué se debe?
¿Deberíamos luchar contra tal espejismo o es inevitable y beneficioso?
¿Parménides-Platón o Heráclito-Nietzche, por quién apuestas tú?