Un campo de trabajo con mucho futuro

Los nuevos materiales generan una enorme cantidad de aplicaciones. Estas aplicaciones tienen que ser desarrolladas, mejoradas y comercializadas. Tanto la investigación de base como su utilización posterior son procesos eminentemente Tecnológicos. Grandes empresas se disputan las patentes de estos nuevos materiales y, la de muchas de sus aplicaciones. Para ello disponen de equipos de científicos, investigadores, ingenieros y diseñadores altamente cualificados pues hay mucho en juego.

Un ejemplo es el grafeno.

Aunque aún todo no es realidad, lo que nos separa de la recreación del vídeo es menos que lo que nos aleja.