LA PRIMAVERA BESABA…

Seguimos con poemas que nos hablan de la primavera y de sus virtudes.
Jacob León, Isaac Hernández, Rafael Pérez, Cristina y Eneida Nieto de 6º B han aportado este hermoso poema de Antonio Machado:
LA PRIMAVERA BESABA
La primavera besaba
suavemente la arboleda
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil…
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.
Bajo ese almendro florido
todo cargado de flor
– recordé-, yo he maldecido
mi juventud sin amor.
Hoy en mitad de la vida,
me he parado a meditar…
¡Juventud, nunca vivida,
quién te volviera a soñar!

Daniel González Calcines, 5º A

Sin darte cuenta
llega la primavera,
el amor se despierta
y pasea por la pradera.
Los animales e insectos
se acaban de despertar
y todos empiezan a cantar.
Sin darte cuenta
llega la primavera,
el amor se despierta
y pasea por la pradera.
El oso comilón
habla con el gorrión,
y el sapó pacón
juega con emoción.
¡Qué felicidad!
hasta los enemigos,
¡en paz están!
Brytonette, de 6º A nos hace llegar este poema de José de Arias Martínez
Es triste la primavera
cuando no viene florida,
es lo mismo que la vida
si la adornas de tristeza.
Vístela hoy de alegría,
conviértela en primavera,
con rosas y madreselvas,
que la vida es bella y linda.
Y si la tristeza llega
dí: “tristeza, buenos días
sin ti no habría alegrías”
y haz de tu vida una fiesta.
Une alegrías con penas,
las sonrisas con las lágrimas,
abre de par en par las ventanas
y que nada te detenga.
Con tristeza o alegría,
la vida es primavera,
depende de tu autoestima
y el cristal con el que la veas.
Un hermoso poema de Juan Ramón Jiménez recopilado por Selena Pérez de 6ºB
Abril, sin tu asistencia clara, fuera
invierno de caídos esplendores;
más aunque abril no te abra a ti tus flores,
tú siempre exaltarás la primavera.
Eres la primavera verdadera;
rosa de los caminos interiores,
brisa de los secretos corredores,
lumbre de la recóndita ladera.
¡Qué paz, cuando en la tarde misteriosa
abrazados los dos, sea tu risa
el surtidor de nuestra sola fuente!
Mi corazón recogerá tu rosa,
sobre mis ojos se echará tu brisa,
tu luz se dormirá sobre mi frente…
Esta entrada fue publicada en TRABAJOS DEL ALUMNADO y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.