EL ÁRBOL DE ADVIENTO

Seguimos celebrando que se acerca la Navidad. Hoy hemos compartido un poema “políticamente incorrecto”: ¿un muñeco de nieve sastre y un Papá Noel que no pagan en el supermercado? ¡Cosas de la literatura! ¡Licencias poéticas!

EL MUÑECO DE NIEVE SASTRE

Érase que se era

un muñeco muy blanco,

era un muñeco de nieve,

era un muñeco muy guapo.

Trabajaba en su taller.

Cosía gorros y lazos,

a veces incluso también,

cosía pantalones largos.

El día de Navidad,

marchó al supermercado

a comprar telas e hilos

para hacer un bonito brocado.

Recogía entre los estantes

los materiales ansiados,

cuando de pronto

un hombre se desesperó a su lado.

Aquel hombre de barba,

vestido de rojo y de pelo cano

tenía su pantalón

completamente destrozado.

Nuestro muñeco de nieve

se le ofreció a arreglarlo

pero sin estar en su habitación

le era imposible lograrlo.

El muñeco y el señor

que tenía calcetines blancos,

se acercaron entre si

y salieron muy pegados.

¿Era aquel Papa Noel,

un Papa Noel despistado?

Lo era el muñeco también,

pues salió sin pagar lo comprado.

Los hilos y el cinturón

que en el estante había encontrado,

viajaban en su zurrón

sin que él se hubiese percatado.

Mila Oya

Esta entrada fue publicada en DE INTERÉS GENERAL y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.