LA HORMIGA COJITA

Continuamos con los poemas navideños.

Con esta poesía podemos jugar a ilustrarla, cambiar el final, buscar más personajes y ampliarla, ponerle música… y todo lo que se nos ocurra.

Si se te ocurre alguna otra actividad o has creado con tu alumnado cosas nuevas a partir de ésta, compártela con nosotros. 

LA HORMIGA COJITA

Rota la patita,

sin poder andar,

la pobre hormiguita

se puso a llorar:

– ¡A ver cómo voy,

cojita que estoy…!

La oyó un caracol:

-No llore, señora,

la llevo yo…

A ochenta por hora

pasó una tortuga:

-¡Suba, suba, suba…!

Pero un gorrión

la cogió en su pico

y se la llevó…

Así es como fue

la pobre hormiguita cojita

volando a Belén.

J. González Estrada

Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS PARA EL PROFESORADO, PARA LAS FAMILIAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.