EL SOL Y LA NUBE

Con motivo del Día de la Poesía, el alumnado de tercero de Primaria, ha trabajado el poema de Isabel Medina “La nube y el sol”

Había una vez

una nube gandula.

Cogía agua y siempre

se quedaba recostada.

 

Nunca se le ocurrió

alzar con fuerza

su panza grande y redonda

y volar derramando bendiciones

a la tierra.

 

Muy gandula la nube,

nunca abría los ojitos

cuando el sol la regañaba

tempranito en la mañana.

¡Déjame dormir,

no seas malo, sol tontito!

¿No ves que tengo mucho sueñito?

¿No ves que ahora mismo

se me cierran los ojitos?

 

¡Anda nube!

mira que se va el alisio,

mira que se va llorando

porque tú no lo quieres a su lado.

 

No va por desiertos secos,

ni va por sures pelados,

que sólo te lleva al norte

donde el verde se hace hermano.

 

Anda, nube,

deja el sueño,

lleva el agua

a los pinos, al palo blanco,

al fayal, al barbuzano…

Y la nube dejó el sueño

y contenta fue a regarlos. 

Después de escuchar el poema recitado con la entonación adecuada, la clase se ha dividido en grupos y a cada uno se le ha dado una estrofa. Libremente han interpretado las palabras de Isabel Medina. Este es el bonito resultado:

TERCERO A

 

Al final del trabajo se puede escuchar la hermosa versión que del poema hizo Marisa, hija de Isabel Medina. La poesía se convierte en canción.

Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS PARA EL PROFESORADO, TRABAJOS DEL ALUMNADO y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.