“éxito”

Algún día tendré “éxito”. Esta palabra siempre tiene que tener un resultado óptimo, y no siempre porque llegues a un resultado positivo, sino por el esfuerzo que haya invertido en el mismo; aunque yo considero, que nunca nada será negativo mientras luches. El éxito final siempre será la solución de un trabajo realizado con mucha fuerza de voluntad. A mayor sacrificio, mayor recompensa.
Me despierto un sábado con deseo de seguir durmiendo. No tengo clase, no tengo actividades… Pero pienso en acabar el día de otra forma distinta a lo que hago habitualmente. Voy al pequeño jardín y riego el limonero que al final de temporada tendrá su fruto…El éxito de la vida no está en vencer, sino en no darse por vencido nunca.
Autor: Adán López Santana
Sexto Nivel. 2016

El éxito es un concepto abstracto que nos ayuda a no rendirnos nunca, lo relacionamos con triunfar y no dejar lo que queremos conseguir atrás. Lo mejor no está en lo que te hace sino en lo que te afecta. Desde el momento en que tienes el éxito en las venas recorriendo el cuerpo, no quieres que se detenga. Es una adicción que te hace imaginar voces que te hablan sobre el triunfo. No hay nada más satisfactorio que la curiosidad que atrae. El éxito, por muy fácil que parezca tenerlo, no lo es, pero te asegura un resultado bueno en todo lo que lo utilices.
Autor: Alejandro López Salguero
Sexto Nivel. 2016

Comienza el día y lo primero que hago es llamar a la puerta del señor Éxito (toc, toc) pero nadie me contestó y me digo a mí misma: “¿será que no he realizado algo tan importante como para que el señor Éxito me conteste?”. Me volví a mi casa. Al llegar, lo primero que hice fue llamar a la señora Concentración y le dije: ¿puedes ayudarme?, tengo un trabajo que hacer y no debo despistarme. Después reclamé por teléfono al señor Interés: (rin, rin), cuando lo cogió le pedí que él también me ayudara y lo hizo. Acabé el trabajo y lo entregué, claramente me dieron la nota, que era un 10; al lograr esto, se me apareció el señor Éxito y me dijo:
— ¿Qué sientes al verme?
—Siento como un subidón, y no quiero que esta sensación se vaya nunca—dije muy ilusionada.
— Si trabajas siempre así, aquí me tendrás a mí.

Autora: Nazaret Cabrera Ramírez
Sexto Nivel. 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *