La catástrofe

2013-05-07 07.43.13       

                En un avión que está a punto de emprender el vuelo, se encuentran una empresaria y una psicóloga.  Mientras la azafata da las instrucciones,  comienzan a hablar.

 

Azafata: Buenos días, vamos a emprender el vuelo con destino a New York. Espero que disfruten del viaje. En el respaldo del asiento delantero tienen las instrucciones.  A los lados están las salidas de emergencia del avión,  hay otras en la parte delantera y la trasera. El chaleco salvavidas se encuentra debajo del asiento y puede ser inflado tirando de las anillas o soplando por el tubo. Gracias por su atención , espero que disfruten del vuelo.

Empresaria: (Hablando con la pasajera que está a su lado)  Pues sí que se toma su tiempo la azafata para explicarlo…

Psicóloga: Espero que el vuelo vaya bien.

Empresaria: Tú tranquila, que todo irá bien.

Psicóloga: Eso espero…

Empresaria: ¿Qué me contabas antes de aquel vuelo?

Psicóloga: ¡Ah! Se me sentó un fontanero al lado y me empezó a contar sus problemas…No se podía creer que siendo fontanero le diera miedo el agua. Yo me quedé sorprendida y pensé qué haría cuando había fugas de agua o algo por el estilo.

Empresaria: ¡Vaya, pobrecillo!

           La conversación se ve interrumpida por la voz de la azafata.

Azafata: Entramos en zona de turbulencias. Abróchense los cinturones y continúen sentados.

            A mitad de vuelo

Azafata:  Me temo que el piloto se ha desmayado y el copiloto se desmayó al verlo, así que mantengan la calma, pero pónganse los chalecos.

Psicóloga: ¡Ya te lo dije! Me esperaba algo así…

Empresaria: Pues sí que acertaste…

           Al caer el avión solo sobreviven la azafata, la psicóloga y la empresaria.

Azafata: ¿Y ahora qué hacemos? ( Empieza a jadear).

Empresaria: Según mis cálculos estamos en el Triángulo de las Bermudas.

Psicóloga:  Lo mejor en estos casos es tranquilizarse…

Azafata: Pues dime qué hago, porque no sé qué hacer. Y todo esto por un sueldo mínimo. ¡Qué asco de vida! Y ahora encima pagarse un psicólogo…¡Hala, más gastos!

Psicóloga: A ver, inspira y expira.

Empresaria: ¡Con estos restos podemos hacer un barco!

Azafata: Si lo has visto a qué esperas. Venga, rápido, cuanto antes salgamos, antes llegaremos a alguna parte.

Psicóloga: Te has tranquilizado ahora.

Azafata: Sí, pero cuando lleguemos acuérdate de cogerme consulta.

Psicóloga: De acuerdo.

Empresaria: Venga, a qué esperan. Rapidito, que se nos  hace de noche.

cropped-P22300561.jpg

Escena teatral escrita por Sara Hernández ( 1º Eso,  Curso 2012-13)

3 Respuestas a “La catástrofe

  1. Que guapo esta bien 😛

  2. muyy guapaaa 😉

  3. esta bien, pero seria mejor que sobrevivieran todos pra saber como loas pasa a todos a la ves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *