Archivo mensual: octubre 2013

GREGUERÍAS

2013-10-25 10.54.32

La clase es la cárcel en la que paso seis horas de mi vida.

Los compañeros vienen del Circo del Sol.

El calendario es el tornado de las anotaciones.

Los exámenes son el suicidio de los estudiantes.

Los números son el infinito que no acaba.

Los libros son personas llenos de sabiduría.

La pizarra está cansada de siempre estar pintada.

Estas clases son a veces un gallinero, o es lo que parece.

Las lámparas son linternas enchufadas.

El libro de clase es donde las tonterías aparecen.

Los zombies están tristes por no poder maquillarse.

La clase es el parque de atracciones que algunos alumnos visitan.

El instituto es el circo a donde vienen los payasos.

Mis rizos son la enredadera de los cepillos.

Los pájaros son los cantantes de la naturaleza.

La luna está triste por no ponerse un jersey cuando hace frío.

Los dientes son la barrera de nuestra boca.

El corcho está cansado de que siempre lo pinchen.

El reloj está mareado de ver tantos palitos delante de su cara.

La luna tiene un síndrome que la hace engordar y adelgazar dos veces al mes.

La primera hora de clase es un capítulo de Walking Dead.

Las persianas son las mariposas de la clase, siempre abriendo y cerrando sus alas.

Los profesores son el diccionario a los que solemos consultar.

Greguerías escrtitas por los alumnos Roberto Malvido, Cristina Romero, Paula Villar, Stefany Zapata y Estefanía Zapata ( 2º Eso, Curso 2013-14)

La maravillosa historia de Angelina

 

           En una noche oscura, una chica llamada Angelina, hija de un hombre muy rico, estaba cenando cuando un vaso de agua se le cayó en su regazo. Entonces algo muy extraño ocurrió ¡se convirtió en una sirena!

          Su padre muy preocupado la llevó en brazos al hospital . Entonces el médico le dijo:    

             -La niña no es una niña como otras, ella es una sirena.

              La niña sorprendida dijo: 

             -¡Como puedo ser yo una sirena!, ¡las sirenas son seres mitológicos!.

                La niña se acostumbró y así vivió por y para siempre.

Narración escrita por Nayara Quintana (1º ESo, Curso 2013-14)