Un barquito de madera

Un día, caminando por la isla, me tropecé con un joven.  El muchacho no entendía muy bien el español , entonces cogí el móvil y traduje, más o menos,  lo que decía:

– ¡Hola! Yo me llamo Jaden, llegué aquí en una patera.  La patera se hundió y llegué  a esta isla nadando,  y busco un poco de ayuda.  ¡Necesito hacer un barquito de madera pequeñito para volver a mi isla!.

???????????????????????????????

A mí se me ocurrió  buscar madera por la isla.  Al cabo de tres días hicimos la barca. Jaden me dio mucho las gracias por toda la ayuda que le di y  me regaló un magnifico collar hecho de caracolas y minerales brillantes.

Y así   fue nuestra historia.

Escrita por Yarely Gopar (1º Eso, Curso 2012-13)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *