Un barquito de madera

Un día, caminando por la isla, me tropecé con un joven.  El muchacho no entendía muy bien el español , entonces cogí el móvil y traduje, más o menos,  lo que decía:

– ¡Hola! Yo me llamo Jaden, llegué aquí en una patera.  La patera se hundió y llegué  a esta isla nadando,  y busco un poco de ayuda.  ¡Necesito hacer un barquito de madera pequeñito para volver a mi isla!.

???????????????????????????????

A mí se me ocurrió  buscar madera por la isla.  Al cabo de tres días hicimos la barca. Jaden me dio mucho las gracias por toda la ayuda que le di y  me regaló un magnifico collar hecho de caracolas y minerales brillantes.

Y así   fue nuestra historia.

Escrita por Yarely Gopar (1º Eso, Curso 2012-13)

Esta entrada fue publicada en 1º ESO, Aprendices de narrador. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *