El tesoro de Marco

Todo comienza un día en que Marco se entera de que se va a mudar. Él parecía muy triste por tener que desprenderse de sus amigos y del lugar donde nació. Entonces decidió hacer una cápsula del tiempo.  Para poder completar la cápsula, llamó a sus amigos pidiendo que aportaran algo y todos pusieron sus mayores tesoros con el propósito de reunirse dentro de 10 años.

El tiempo fue pasando y Marco volvió al pueblo. Buscó su vieja casa y, sin pensarlo, la compró.  Un día encontró un perro abandonado y se lo lleva para su casa.  Pensando un nombre se le ocurrió  Sport.  Cada noche desaparecía y a Marco le preocupaba mucho así que una noche lo siguió.  De pronto se acordó de que, donde está escarbando Sport, era donde estaba la cápsula del tiempo. Llamó a sus amigos y juntos desenterraron el gran tesoro de su infancia añorando los viejos tiempos.

Relato escrito por Aaron Bouzos (1ºEso, Curso 2013-14)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *