Mi doncella en apuros

 

¡Hola!, me llamo Sir Loid y no soy un caballero normal. Mi historia tiene, como cualquier otra,  un dragón y una doncella pero…

Bueno, es mejor que os lo cuente y  así  lo entenderéis.

Era un día como otro cualquiera. Yo estaba haciendo mi ronda cuando oí un grito desde lo alto de una torre. Al llegar vi a un dragón enorme. Cogí mi espada y me detuve frente a él. De pronto, no sé lo que pasó, el dragón me cogió y me subió a lo alto de la torre.

Al llegar,  la princesa ya no estaba y ahora yo me encontraba solo allí arriba. No sabía dónde estaba la princesa hasta que oí un grito de victoria y me asomé a la ventana: ella había derrotado al dragón. Cuando me sacó de allí, nos pudimos  conocer mejor y al cabo de tres meses nos comprometimos. 

Y esa, señores, es mi patética historia sobre cómo intenté salvar a una doncella en apuros, que terminó salvándome a mí.

Relato de Caballería escrito por Carolina Vilhena (2º Eso, Curso 2013-14)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *