Avaricia

       ???????????????????????????????   Esta es la historia de un hombre que vivía solo en una cueva en la mitad de una montaña. Era una persona ruda, seria y de pocos amigos. Todo el dinero que ganaba, lo solía enterrar en el suelo de su cueva, evitando así que nadie lo encontrara ni viera.

        Cada vez, que alguno de sus pocos amigos lo invitaba a algo, él siempre se negaba, con el objetivo de no gastar ni un solo céntimo de su preciado tesoro. Fue tanto el dinero que acaparó, que tenía una pequeña fortuna sepultada.

          Un buen día,  cuando nadie lo esperaba, este hombre avaro falleció y todo su dinero quedó enterrado en el suelo de su cueva. La gente sospechaba de su riqueza, pero nunca se encontró.

      Después del fallecimiento, cada noche a partir de las 12, se oía el arrastre de pesadas cadenas en aquella cueva y la gente atemorizada pedía a las autoridades que se investigaran dichos ruidos.

          Según cuenta la gente de antes, aquel arrastre de cadenas era su alma en pena, clamando para que le desenterraran aquella fortuna, para así este pobre hombre poder descansar en paz.

Relato escrito por Kevin Artiles Velasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *