Archivo diario: 21 enero, 2015

Cuando llegué a Jinámar

DSCF7115  Mi primera impresión fue de asombro. Era un barrio muy grande y el aspecto no me gustaba: se veían las calles sucias, los bloques sin pintar y había sitios por los que me daba miedo pasar, como Los Cuarenta. Había pocos jardines, pocos parques, pocos sitios para jugar los niños, pero de eso han pasado diecisiete años, y todo es distinto.

  Descubrí que hay muy buena gente y que las apariencias engañan.

  Se construyó el Parque De Las Mil Palmeras y es uno de los parques más bonitos. Luego construyeron los dos centros comerciales: Las Terrazas y El Mirador. Y Jinámar cambió mucho y, hoy por hoy me encanta mi barrio.

Escrito por Kevin Artiles Velasco

Jinámar

DSCF7114Según me cuenta mi madre, a mis abuelos les hizo mucha ilusión cuando les entregaron las llaves de la nueva vivienda porque, tras 17 años de instancias para pedir una casa, su sueño se había hecho realidad: una casa con condiciones de habitabilidad.  Pero a mi madre no le hizo tanta ilusión ya que, con solo diecisiete años que tenía, estudiaba y trabajaba.

Todo era un desastre, no había infraestructuras en el barrio, ni bibliotecas. Tenía que desplazarse para trabajar y estudiar. Las guaguas tardaban una hora en llegar. Ni siquiera había luz en las calles, para poder tener agua venían unos camiones que repartían el agua a los vecinos a diario.

Peor fue cuando tuvo a mis hermanos mayores, había una guardería, pero no había plazas suficientes y solo admitieron a uno de ellos, a mi otro hermano tuvo que ponerlo cerca de donde mi madre trabajaba, en Las Palmas. A los 18 años, por necesidad, se sacó el carnet de conducir y se compró un coche, para que así se le facilitaran las cosas.

Ella recuerda que fue a una manifestación porque el barrio carecía de todo.

 Escrito por Lucía Cazorla Betancor

 

Jinámar ayer y hoy

          Jinámar antes era un polígono en el que se ubicaba Eucaliptos 1, Los Cuarenta, la Primera fase, La Loma y la Segunda fase. Había un alto porcentaje de delincuencia, debido al cual los habitantes tenían miedo y les resultaba difícil salir a la calle.

             DSCF7113 Las fiestas de la Inmaculada (la patrona del pueblo) eran muy importantes y conocidas, ya que todos los años acudían a ella muchas tómbolas, cochitosy  puestos de compra y venta, tanto de comida como de bebida, juguetes y accesorios.  La que era aún más popular por la caña dulce, aunque a día de hoy todos esos puestos han reducido su presencia.

           A medida que se fue incrementando la población, se fueron construyendo campos de fútbol, las Ramblas, varios supermercados, el parque de las mil palmeras etc.

Escrito por Cynthia Santana Bermúdez

Valle de Jinámar

 DSCF7112 El Valle de Jinámar está situado al este de la isla de Gran Canaria. Antiguamente en el valle no había edificios y solamente  había terrenos  donde los agricultores plantaban tomates, caña dulce, naranjos, plátanos, etc.

En el valle había tres edificaciones que se llamaban: la condesa, la noria y el castillo rojo, que ahora mismo se encuentra en ruinas.  La condesa ahora es un parque y la noria, que era para sacar el agua,  ahora es un edificio cultural.

Al morir la condesa del Valle de Jinámar se dio los terrenos al estado para que hicieran casas para la gente más necesitada.

La fiesta del Valle de Jinámar se celebra el día 8 de diciembre y su patrona es la virgen de la Inmaculada Concepción.

También mencionar que en el Valle de Jinámar se preparó una emboscada a Franco.

Escrito por Kilian González Mederos

Jinámar y sus cambios

DSCF7115¡Hola! soy Critina, y os voy a contar cómo era Jinámar cuando llegué. Yo vivía en Lomo Blanco, cuando con 13 años me tuve que mudar a Jinámar, de eso hace unos años.

Vamos a ver cómo era la segunda fase: por aquel entonces, las únicas tiendas que existían eran las que estaban en cuartitos debajo de los bloques, no como ahora que está la zona del Hiperdino. Tampoco encontrabas campos de fútbol, sino que jugábamos en unas canchas de tenis abandonadas, en frente de la Casa de la Condesa, que es la casa vieja donde se solía jugar y que más tarde se hizo el parque.

Si pasamos por la tercera fase, no estaban las gasolineras, y las ramblas era tierra: no había carreteras ni bloques. Donde ahora encuentras el Centro Comercial el Mirador, antes hallabas casas.

 Una de las cosas que estaba en casi todas las fases era el aljibe, que era donde se administraba el agua de los bloques, aunque también me acuerdo de que jugábamos al escondite allí. Ya no se administra el agua así.

Bueno, una de las cosas que ha cambiado bastante es la fama de Jinámar, porque en mi época para conseguir trabajo no podías decir que eras de aquí, porque se creían que robarías, que no tenías educación y que eras un matado.

Se podría decir que Jinámar ha cambiado mucho y para bien.

Escrito por Nicole Rodríguez Placeres, Curso 2014-15