Jinámar

PhotoGrid_1422621921097   Jinámar, en la época de mi madre, era un pueblo muy tranquilo donde solo estaba la tienda de la esquina en El Cascajo o Casco Viejo de Jinámar y luego, en la plaza, ya te podías encontrar con algo más, como una dulcería y otra pequeña tienda. Estaba la farmacia, que a día de hoy aún existe, y algún que otro bar. Solo había un colegio, ya que no había muchos niños en el pueblo.

Mi madre también recuerda, aunque vagamente, la Finca de la Condesa. Lo poco que recuerda de ella, es que era muy grande, inmensa y con muchos árboles, pero en poco tiempo esa finca se convirtió en el Polígono de Jinámar, uno de los Polígonos más grandes de Europa.

El pueblo empezó a crecer poco a poco y ya no era tan tranquilo como antes. Se fueron abriendo locales de ocio, más tiendas, supermercados, peluquerías, etc.

En la actualidad en Jinámar puedes encontrar de todo.

Betsabé Vega Quintana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *