Más vale feo y bueno, que guapo y perverso

– ¡Hola hija!, ¿Cómo te ha ido hoy en el instituto?

-¡Hola mamá! me ha ido bien. Hoy empecé a salir con Cristian, que es el más guapo de la clase.  Diland, mi mejor amigo, me pidió salir, pero le dije que no porque es feo, no como Cristian.

– Pero hija, no te fijes solo en el físico.

– ¡Ay mamá! no me des tus charlas. Adiós, me voy a dormir, que es tarde.

Al día siguiente, después del instituto.

– Bueno hija, ¿cómo te ha ido hoy con Cristian?

– La verdad es que no estuve mucho con él, porque estuvo con otras chicas y me evitaba, así que me puse con Diland. Pero sé que Cristian me quiere.

– Para no darte una de mis charlas, te voy a contar una historia para que lo comprendas :

Había una muchachita, llamada Paula, que estaba saliendo con Mike, el más guapo de su curso. Todo iba bien para ella, pero sus amigas Carla y Ana no pensaban igual, pues él solía tratar mal a Paula y  ponerse con otras chicas. Pero para Paula eso era normal, hasta que un día lo vio besándose con otra. Desde entonces nunca más se fijó en los guapos.

– Tienes razón, voy a cortar con Cristian y a hablar con Diland. ¡Gracias!

– Ya sabes hija: “más vale feo y bueno, que guapo y perverso.

Nicole Rodríguez Placeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *