Alegoría

Nuestras vidas son montañas,

que intentamos escalar

a pesar de sus dificultades.

Pues por mucho que nos

encontremos con todo tipo

de obstáculos y decepciones

nada nos impedirá llegar

a lo más alto de la

cima, aun habiendo

dejado por el camino

sueños rotos y sentimientos

muy profundos.

Escrito por Cynthia Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *