Chocolate por Comida

 En la Segunda Guerra Mundial, un grupo de niños  vivía  en una casa abandonada y solo tenía chocolate para comer. El mediano estaba muy flaco pues, cuando comía el chocolate vomitaba, tal vez no lo toleraba; el grande estaba harto, pues llevaban casi un mes comiendo solo chocolate; y, el más pequeño no paraba de llorar pues, como tenía pocos dientes, se le hacía difícil comérselo.
   Un día decidieron ir a buscar comida. Al principio pensaron en recorrer los terrenos cercanos, pero para su mala suerte todas las tierras cercanas estaban bombardeadas, así que decidieron dormir en una de las casas.
   Al día siguiente el mayor, con algo del entusiasmo que le quedaba, decidió que debían seguir y, por suerte, después de caminar y caminar, encontraron un pueblo que todavía no había sido afectado.
   Fueron hacia unos niños que estaban jugando e intercambiaron el chocolate que tenían por algo de comida, y así fue como el chocolate los salvó.
Relato escrito por Nicole Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *