Mala decisión

Él la encontró en el campo

su dulce esplendor le cegaba

y él  solo podía decirle

que yo por ti me mataba.

Al oír tal declaración,

decidida, lo rechazaba.

25266__133_a_1-1Tras lo dicho, él se mató,

el hombre se desangraba

y a la mujer igual le daba

porque ella estaba casada

con un hombre siempre ocupado

del que está enamorada.

Con el vestido rojizo

a su casa ella llegaba

buscaba a su marido

pero este no estaba.

Infeliz ella se sentía

¡sola estaba y abandonada!

Escrito por Carlo Cabrera González y

2º Eso Curso 2016-17

Esta entrada fue publicada en 2º ESO, Contadores de historias, curso 16/17, LITERATURA. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *