La niña del vestido amarillo

Miraba la niña de vestido amarillo por la ventanilla del coche. En su mirada se notaba la sorpresa por la llegada de su padre. Bajó con su  pequeño pie y se dirigió hacia él.

Al instante el padre le pega a su acompañante, hablándole y haciéndole gritar con ferocidad. La ira se apoderó de él, la rabia lo absorbió, mientras la dulce niña miraba bajo la lluvia triste la escena.

Relato escrito e ilustrado por Adrián Padrón Ortega (4º Eso, Curso 16/17)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *