Blancanieves

La malvada bruja gritó alterada:

– ¡Espejo, inútil espejo!¡Dime quién es la más hermosa de este reino!

– Majestad, siento decir que la más hermosa es Blancanieves…

La bruja enfurecida decidió ir en busca de la joven. Cuando la encontró, se transformó en una anciana y le dio de comer una manzana envenenada, la cual Blancanieves aceptó y, tras morderla, cayó al suelo sin vida.

– ¡A ver quién es la más bella ahora! – exclamó la bruja con orgullo.

Relato escrito e ilustrado por Irene Cabrera (4º Eso, Curso 16/17)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *