Archivos de la categoría CURSO 2014-15

El cacao

Aquel día estaba incómoda y me sentía rara. Notaba que no estaba conforme con mi rutina, así que planeé viajar a un lugar desconocido. Decidí coger un globo terráqueo, el cual giré y giré hasta que, sin mirar, coloqué el dedo sobre algún lugar de todos aquellos países: mi viaje sería a Ecuador. La verdad es que no me gustó mucho la idea, ya que no  me atraía tanto como otros lugares del mundo, pero por algo toqué ese lugar y debería viajar allí.

Durante toda la semana preparé todo lo necesario para el viaje. El billete era lo único que me faltaba. Tuve que ir a una agencia de viajes y allí compré el billete para el día más cercano, así que el domingo ya debería viajar.

Ya era domingo y estaba en el avión, no sabía qué hacer, pero cada vez estaba más cerca de mi destino. Cuando el avión aterrizó, lo primero que se me ocurrió fue ir a comprar algo para recordar aquel viaje tan inesperado, pero más inesperado fue lo que me sucedió allí: su manera de pago no era con el euro, sino con el cacao…¡Este país va a resultar más interesante de lo que parece!

Relato escrito por Cynthia Santana

Chocolate por Comida

 En la Segunda Guerra Mundial, un grupo de niños  vivía  en una casa abandonada y solo tenía chocolate para comer. El mediano estaba muy flaco pues, cuando comía el chocolate vomitaba, tal vez no lo toleraba; el grande estaba harto, pues llevaban casi un mes comiendo solo chocolate; y, el más pequeño no paraba de llorar pues, como tenía pocos dientes, se le hacía difícil comérselo.
   Un día decidieron ir a buscar comida. Al principio pensaron en recorrer los terrenos cercanos, pero para su mala suerte todas las tierras cercanas estaban bombardeadas, así que decidieron dormir en una de las casas.
   Al día siguiente el mayor, con algo del entusiasmo que le quedaba, decidió que debían seguir y, por suerte, después de caminar y caminar, encontraron un pueblo que todavía no había sido afectado.
   Fueron hacia unos niños que estaban jugando e intercambiaron el chocolate que tenían por algo de comida, y así fue como el chocolate los salvó.
Relato escrito por Nicole Rodríguez

Yo también soy Quijote

Hace no mucho tiempo fui con unos amigos a jugar al airsoft. El airsoft es un juego parecido a las guerras, pero en vez de utilizar balas, utilizas unas bolitas de plástico que no hacen daño alguno. Además, vas vestido con protecciones para la cabeza, brazos, pierna, ojos y zonas sensibles.

La cuestion es que, aunque era un juego, yo me imaginaba que era una invasión alienígena, como el fin del mundo. Eso me hacía que fuera mejor en el juego y, además, el juego tenía mas emoción.Los alienígenas que veía eran altísimos, como unos dos metros de alto, eran máquinas orgánicas con armas incorporadas: eran cyborg.

Yo me escondía en las casas arruinadas que realmente estaban allí, pero que yo me imaginaba como nuestro pueblo destruido. Yo iba con un pequeño escuadrón de dos grupos, yo por el segundo como apoyo detrás de primer grupo. Éramos en total 5 personas, fuimos tres por delante y dos atrás. Yo iba atrás con una AUG y una M1911, que son armas que se usan en este juego. En definitiva, el hecho de imaginarme estas cosas lo hizo mucho más interesante.

 Relato escrito por Onésimo Valerga

¿Qué es la vida?

La vida es un camino,

el cual no tiene regreso,

y por el cual todos tenemos que andar,

unos tardarán más en recorrerlo,

para otros será más fugaz.

Algunos quizás hagan parada,

para luego volver a retomar.

Elige bien la compañía que quieras para tu camino andar,

No lo andes solo,

porque en buena compañía, todo camino es más facil de andar.

Escrito por Betsabé Vega

Alegoría

Nuestras vidas son montañas,

que intentamos escalar

a pesar de sus dificultades.

Pues por mucho que nos

encontremos con todo tipo

de obstáculos y decepciones

nada nos impedirá llegar

a lo más alto de la

cima, aun habiendo

dejado por el camino

sueños rotos y sentimientos

muy profundos.

Escrito por Cynthia Santana

¿Qué es la vida?

                              La vida es un mar de simpatía y de alegría,
                              de sufrimiento y de lamento.
                              Es un laberinto que hay que recorrer,
                              un camino que has de escoger.
                              Está llena de obstáculos,
                              que tú has de superar,
                              de monstruos
                              con los que te vas a topar.
                              La vida es corta,
                              no se vuelve atrás.
                              La vida es el presente,
                              disfrútalo mientras puedes.
Escrito por Nicole Rodríguez

Cómics por el cuidado del Medio Ambiente

Jinámar

PhotoGrid_1422621921097   Jinámar, en la época de mi madre, era un pueblo muy tranquilo donde solo estaba la tienda de la esquina en El Cascajo o Casco Viejo de Jinámar y luego, en la plaza, ya te podías encontrar con algo más, como una dulcería y otra pequeña tienda. Estaba la farmacia, que a día de hoy aún existe, y algún que otro bar. Solo había un colegio, ya que no había muchos niños en el pueblo.

Mi madre también recuerda, aunque vagamente, la Finca de la Condesa. Lo poco que recuerda de ella, es que era muy grande, inmensa y con muchos árboles, pero en poco tiempo esa finca se convirtió en el Polígono de Jinámar, uno de los Polígonos más grandes de Europa.

El pueblo empezó a crecer poco a poco y ya no era tan tranquilo como antes. Se fueron abriendo locales de ocio, más tiendas, supermercados, peluquerías, etc.

En la actualidad en Jinámar puedes encontrar de todo.

Betsabé Vega Quintana

Solo se vea, quien solo se desea.

Un día estaba una madre hablando con su hija, contándole la historia de “El viejo Gruñón”.

Éste era un hombre que vivía solo, era muy avaro y egoísta. Le gustaba ahorrar su dinero y no gastarlo en nada. Era tan egoísta que, siempre vivió solo, para no compartir ninguno de sus bienes con nadie.

Mientras este hombre fue joven, todo le fue bien, pero llegó un momento en que envejeció, su cuerpo se deterioró y enfermó, y ni con su mucho dinero pudo encontrar salud.  Ese hombre murió.

La hija preguntó a su madre cómo había muerto :

-Hija mia, murió enfermo por tanta soledad y avaricia.

La hija se quedó pensativa durante un tiempo con la historia que le había contado su madre.

-Es muy triste mamá, pasarse toda una vida en soledad, y añadió :

“Solo se vea, quien solo se desea”.

Betsabé Vega Quintana

Más vale feo y bueno, que guapo y perverso

– ¡Hola hija!, ¿Cómo te ha ido hoy en el instituto?

-¡Hola mamá! me ha ido bien. Hoy empecé a salir con Cristian, que es el más guapo de la clase.  Diland, mi mejor amigo, me pidió salir, pero le dije que no porque es feo, no como Cristian.

– Pero hija, no te fijes solo en el físico.

– ¡Ay mamá! no me des tus charlas. Adiós, me voy a dormir, que es tarde.

Al día siguiente, después del instituto.

– Bueno hija, ¿cómo te ha ido hoy con Cristian?

– La verdad es que no estuve mucho con él, porque estuvo con otras chicas y me evitaba, así que me puse con Diland. Pero sé que Cristian me quiere.

– Para no darte una de mis charlas, te voy a contar una historia para que lo comprendas :

Había una muchachita, llamada Paula, que estaba saliendo con Mike, el más guapo de su curso. Todo iba bien para ella, pero sus amigas Carla y Ana no pensaban igual, pues él solía tratar mal a Paula y  ponerse con otras chicas. Pero para Paula eso era normal, hasta que un día lo vio besándose con otra. Desde entonces nunca más se fijó en los guapos.

– Tienes razón, voy a cortar con Cristian y a hablar con Diland. ¡Gracias!

– Ya sabes hija: “más vale feo y bueno, que guapo y perverso.

Nicole Rodríguez Placeres.