Químico Interno Residente: QIR

El QIR es el sistema de formación de Químicos Interno Residentes por el cual  todos aquellos  licenciados/graduados en Química, Bioquímica y otras  nuevas titulaciones afines a la Química pueden  formarse en Hospitales españoles para desempeñar actividad profesional en el sector sanitario público  mediante la Formación Especializada Sanitaria. La formación se recibe en los centros sanitarios durante un espacio de cuatro o tres años, está remunerada y da acceso a una especialidad.

¿Qué especialidades tiene el QIR?

Los  Químicos y Bioquímicos pueden acceder a 4 especialidades:

ANALISIS CLINICOS

A un especialista en análisis clínicos le compete la Elección y realización de los procedimientos de laboratorio adecuados a la situación del paciente, así como la interpretación de los resultados obtenidos y su discusión con el médico especialista correspondiente.
En otras palabras, es quien analiza las muestras enviadas al lavoratorio (sangre, esputos…) y hace una primera interpretación.
Es una especialidad muy interdisciplinar que está estrechamente realcionada con otros laboratorios (Bioquímica, Hematología…)

BIOQUIMICA CLINICA
“La Bioquímica Clínica es la especialidad que se ocupa del estudio de los aspectos químicos de la vida humana en la salud y en la enfermedad, y de la aplicación de los métodos químicos y bioquímicos de laboratorio al diagnóstico, control del tratamiento, seguimiento, prevención e investigación de la enfermedad”.

Es decir, un especialista en Bioquímica Clínica estudia los procesos metabólicos y moleculares en relación con los cambios fisiológicos y patológicos así como los inducidos por actuaciones terapéuticas para obtener información sobre el diagnóstico, pronóstico y evolución de la enfermedad, asík como de la respuesta al tratamiento.

MICROBIOLOGIA Y PARASITOLOGIA
Entre las funcciones del especialista en microbiología y parasitología están: implicarse como facultativo especialista en el diagnóstico y tratamiento del paciente y en la prevención de las infecciones, análisis de muestras de bacterias y virus, elaborar protocolos de diagnóstico, colaborar con los Sistemas de Vigilancia Epidemiológica y de Salud Pública y participar en la prevención de la infección hospitalaria.

Además, está especialidad está íntimamente relacionada con la investigación en los hospitales. De hecho, durante el periodo de residencia, uno de los requisitos es intervenir en un plan de investigación. Además, se fomenta el participar en una beca de Doctorado que verse sobre investigaciones relacionadas con el trabajo del futuro especialista durante el período de residencia.

RADIOFARMACIA
Esta especialidad hospitalaria, a diferencia de las anteriores, consta de un periodo de residencia de 3 años.
El especialista en radiofarmacia trabaja casi exclusivamente con radiofármacos, medicamentos especiales marcados con radionucleidos.
Su misión consiste en Asegurar que la adquisición, conservación, preparación, control de calidad y dispensación de los radiofármacos se realiza de acuerdo con la legislación; comprobar el correcto mantenimiento de los locales y equipos utilizados en la preparación, control y conservación de los radiofármacos; así como la preparación de radiofármacos PET,(medicamentos marcados con radionucleidos emisores de positrones producidos en ciclotrones), lo que vulgarmente llamamos “meterse en la centrifugadora”.

¿Cómo se accede al QIR?

El Ministerio de sanidad convoca anualmente una prueba  selectiva hacia el mes de septiembre  de cada año, donde especifica el numero de plazas, Hospitales que tiene formación QIR, fecha del examen, etc. El examen se realiza normalmente ente finales de enero y principios de febrero.

Esta entrada fue publicada en Salidas profesionales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *