Desmontando la homeopatía en 4ºESO

La homeopatía tiene su origen a finales del siglo XVIII. La inició  el médico alemán Samuel Hahnemann (1775-1843). Estaba preocupado porque algunos tratamientos de su época (sangrías, purgas…) hacían sufrir a los pacientes

Hahnemann proclamó que lo similar cura lo similar. Así, para tratar una enfermedad, según esta terapia, se ha de usar la misma sustancia que causa sus síntomas, pero diluida en agua hasta proporciones infinitesimales. Infinitesimales porque la mayoría de remedios homeopáticos no contiene ni una molécula del supuesto agente sanador, como reconocen los propios fabricantes.

En la elaboración de remedios homeopáticos se emplean materias primas de origen animal, vegetal y mineral. A partir de esta materia prima se elaboran tinturas madre que se preparan dejando la planta fresca en maceración con alcohol (el grado de alcohol depende de la materia prima a tratar) durante un período de tres semanas.

Se coge 1 parte de la sustancia original (“tintura madre”) y se mezcla con 99 partes de agua. Se agita este preparado (*) y se obtiene una dilución de 1 CH (Centesimal de Hahnemann). A continuación, se coge parte de esta dilución 1 CH y se mezcla con 99 partes de agua; así se consigue una dilución de 2 CH. Si hacemos esto 6 veces tendríamos un dilución 6CH, muy común en los productos homeopáticos modernos, pero considerada de baja dilución. Los de dilución media pueden llegar a 30CH y los de alta dilución hasta los 200CH.

Por último se cogen unas pastillas de sacarosa y lactosa y se empapan con esa disolución.

Cada vez que se realiza una de estas mezclas, la sustancia original queda diluida 100 veces más en el preparado final. Se supone que estos productos son más efectivos cuanto más diluidos están. Un simple cálculo permite saber que una dilución de 12 CH no contiene ya ninguna molécula del principio activo.

(*)Según las instrucciones de Samuel Hahnemann para realizarlo y ser más efectivo, cuando se agitaba el preparado debía ir golpeándose sobre una Biblia encuadernada en cuero.

En nuestro ejercicio práctico no hablaremos de mililitros sino de gramos para simplificar y para poder ceñirnos a contenidos y estándares de aprendizaje del tema.

Observa la composición de este producto homeopático, utilizado para el tratamiento preventivo y sintomático de la hipersensibilidad a los pólenes que forman parte de su composición, rinitis alérgica, conjuntivitis alérgica y asma polínica. Las dosis son de un gramo. ¿qué cantidad de lactosa y sacarosa hay en una dosis? ¿Cuánto suman? ¿Qué cantidad en gramos te queda los otros ingredientes (Pino, Tilo, Castaño, Álamo, Sauce, Olmo, Carpe, Roble, Arce, Haya, Fresno, Plátano, Aligustre, Sauco, Ciprés, Morera, Olivo y Acacia)?

Natrum Muricatum es otro producto homeopático cuyo principio activo es el cloruro de sodio (sal de mesa). En este enlace tienes todas las propiedades que los homeópatas encuentran en la sal que usamos para dar sabor a las comidas.

Para que entiendas mejor qué cantidad de líquido es necesaria para encontrar una sola gota de principio activo en un producto homeopático, lee las siguientes comparaciones:

  • 4CH = una gota del producto activo inicial en una piscina de jardín.
  • 5CH = una gota de esa misma sustancia en una piscina olímpica.
  • 6CH = una gota en un estanque de 250 m de diámetro.
  • 7CH = una gota en un pequeño lago.
  • 8CH = una gota en un gran lago de 10Km^2 por 20 m de profundidad.
  • 9CH = una gota en un lago aún mayor de 200Km^2 por 50 m de profundidad.
  • 10CH = una gota en la Bahía de Hudson.
  • 11CH = una gota en el mar Mediterráneo
  • 12CH = una gota en todos los océanos del planeta
  • 30CH =una gota en mil millones de mil millones de veces todo el agua de todos los océanos del planeta. A este nivel de dilución, una gota inicial se encontraría extendida en una esfera de líquido con un radio similar al Sistema Solar.

Fuente de las comparaciones: La homeopatía, ¡vaya timo!

Mitos y timos del agua: homeopatía

Contenidos

Comprensión del concepto de la magnitud cantidad de sustancia y de su unidad de medida el mol y utilización para la realización de cálculos estequiométricos sencillos.

Estándares de aprendizaje.

  1. Realiza cálculos que relacionen la cantidad de sustancia, la masa atómica o molecular y la constante del número de Avogadro.
Esta entrada fue publicada en FYQ 4º ESO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *