Los riesgos del móvil en la conducción (velocidad media 2º ESO)

Los accidentes por distracción provocan el 30% de las víctimas mortales en carretera. Cada año fallecen 500 conductores por esta consecuencia.

Los jóvenes son el sector más vulnerable, primera causa de muerte. A pesar de ello, el 43% de ellos “wasapean” mientras conducen, según una encuesta realizada a más de 6.000 jóvenes europeos recogida por el Ministerio del Interior.

Hablar por teléfono (25%), leer mensajes (25%) y enviar mensajes (18%) son las prácticas más habituales entre los conductores españoles cuando van al volante, según la Dirección General de Tráfico. Comportamientos superados por la manipulación de otros dispositivos multimedia (59%) y el navegador (35%).

Hay más de 2 000 000 usos del hashtag #carselfie sólo en Instagram, 31 000 fotos se han etiquetado con #drivingselfie. El uso de un teléfono mientras se conduce retrasa los tiempos de reacción (especialmente el tiempo de reacción al frenar, pero también la reacción a las señales de tráfico), hace que sea difícil mantenerse en el carril correcto y mantener las distancias de seguridad adecuadas. Hacerse selfies mientras se conduce puede retrasar los tiempos de reacción en un 38%, en comparación con el 21% cuando se conduce bajo la influencia del cannabis, y el 12.5% cuando se conduce en el límite legal de alcohol.

Tres segundos transcurren en una mirada rápida a la pantalla.

En física y química en 2º ESO vamos a utilizar el concepto de velocidad media para calcular cuánto avanza un conductor sin mirar la carretera cuando mira la pantalla del móvil a diferentes velocidades.

Vamos a grabar pequeños spots publicitarios, vídeos o cuñas de radio, alertando del riesgo de mirar el móvil a cierta velocidad en determinadas vías de nuestro municipio.

Esta entrada fue publicada en Movimiento y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *