Nuestro centro con “Save the Children” y los niños de Mali

     En un día tan señalado como el Día del Libro, el IES San Andrés participó en el proyecto solidario de la ONG “Save the Children”, llamado “Marcapáginas por la Solidaridad“. Se trataba de decorar marcadores y venderlos para recaudar dinero y ayudar así a los niños de Mali. Alumnos de la ESO, decoraron sus marcadores para después venderlos, demostrando así su solidaridad con los niños desfavorecidos de este lugar de África.

     Los marcadores fueron expuestos en la entrada del centro, en un gran panel. Nuestro alumnado dio muestras de su creatividad y también de sus conocimientos de Francés e Inglés, ya que muchos llevaban un mensaje escrito en uno de estos idiomas.

IMG_1712

    Marcapáginas por la Solidaridad es una propuesta didáctica que busca poner la creatividad de los alumnos al servicio de la infancia más desfavorecida, inculcando valores como: la solidaridad, la paz, la ayuda a los más necesitados, etc… La actividad está abierta a todos los Centros Educativos, públicos o privados, que voluntariamente, decidan inscribirse, como hemos hecho nosostros.

Este proyecto persigue los siguientes objetivos:

– Inculcar los valores solidarios entre los más jóvenes.
– Desarrollar en ellos un espíritu crítico, que les permita conocer la situación de la infancia en los países empobrecidos.
– Promover el gusto por la lectura.
– Recaudar fondos destinados a contribuir a que mejore la situación de los niños y niñas, y sus derechos se vean cumplidos.

     El proyecto de este curso tiene como título: “El Mar de la Dignidad”. He aquí el trabajo de nuestros alumnos de 2º ESO para este proyecto de “Save the Children”. Un póster gigante con nuestra visión del mar de la dignindad, donde las olas están formadas por definiciones de la palabra “Dignindad” y los barcos que navegan por este mar son barcos de colores con nombres relacionados con el tema del proyecto. Para completar el póster, los autores han pegado sus fotos en los barcos, como marineros navegando en un “mar de dignidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *