Que tus contraseñas no te amarguen el día

Tendemos a ignorar que cada vez utilizamos más contraseñas y que no podemos confiar en la memoria. Esos dos hecho provocan un tercero y es la cantidad de tiempo que malgastamos al no recordar las contraseñas en el momento que las necesitamos.

Viñetacontraseña

Nuestra manera de adelantarnos a ese problema es creando contraseñas obvias como 123456, abc123 o querty (los primeros caracteres del teclado).  Existe una serie de consejos prácticos que podemos seguir para crear contraseñas robustas pero, a medida que el número de servicios que manejamos crece, nuestra memoria puede copar difícilmente con esa marea de caracteres.

Una solución que todo el mundo debería ir pensando en adoptar es la utilización de un gestor de contraseñas. Los gestores de contraseñas son servicios que almacenan todas nuestras contraseñas de manera segura utilizando una sola contraseña maestra. Son capaces de generar contraseñas seguras cada vez que creamos una cuenta y nos rellenan automáticamente los datos de acceso cuando tratamos de ingresar en cualquier servicio de la web. Si parece demasiado bueno para ser cierto, se trata de uno de los pocos casos donde realmente lo es y una vez alguien usa un gestor de contraseñas termina por no entender cómo es que todo el mundo no lo hace.

Uno de los servicios más conocidos y que recomiendo como fiel usuario desde hace muchos años es Lastpass. El lector puede utilizar este tutorial resumido y el siguiente videotutorial más detallado (a partir del minuto 9:55)

 

 

Más información

 

¿Eres profesor y tienes problemas con la contraseña?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas