Sin Ciencia no hay Futuro

Con este hashtag #SinCienciaNoHayFuturo se han movilizado hoy las redes sociales, como originalmente hicieron en 2012, para recordarnos, ahora más que nunca, la importancia de la ciencia en nuestra sociedad.

Esta es la entrevista que publiqué en su momento con 3 profesores universitarios sobre la situación de la ciencia en España…no creo que haya mejorado.

EL FUTURO INCIERTO DE LA INVESTIGACIÓN EN ESPAÑA – POR PANTALEÓN HERNÁNDEZ

Se extrañarán si en este rincón donde hablamos de tecnología y ciencia no comento el reciente cierre de Megaupload.Pero hay temas mucho más importantes y cercanos en este ámbito. Por ejemplo, nos conciernen mucho más los presupuestos para ciencia e investigación para 2012: se reducen en 600 millones de euros y ya van tres años consecutivos de recortes drásticos. Ante esta grave situación para la investigación y el futuro de muchos jóvenes que se ven abocados a una ‘fuga de cerebros’ al extranjero ha surgido una iniciativa, una propuesta firmada al momento de escribir estas líneas por casi 280.000 personas a través de la web actuable.es. ¿De qué se trata? De añadir una casilla de 0,7% en la declaración de la renta para presupuesto en I+D+i, tal y como existe para fines sociales o para la iglesia. He pedido su opinión a tres investigadores que nos resultan conocidos en estas páginas: José María Almira Picazo (J.M.A.), Carlos Elías Pérez (C.E.P.) y Javier Dóniz Páez (J.D.P.), profesores universitarios en Jaén, Madrid y La Laguna, respectivamente. Los tres iniciaron su formación en la Universidad de La Laguna.

 ¿Cree que se trata de una forma de protesta o es una opción seria a considerar?
J.M.A.: Por lo que he leído, la persona que ha iniciado esta campaña no está metida para nada en política. Es un muchacho joven que se dedica a la investigación (realiza un programa de doctorado en Cambridge, creo) y que, a la vista de la decisión de incrementar el IRPF por parte del gobierno actual, ha caído en la cuenta de que eso supondrá un aumento de ingresos para la Iglesia, mientras que el gobierno aplica medidas de recorte a la I+D+i. Así, ¿por qué no contrarrestar la pérdida económica que sufre la I+D+i añadiendo esa casilla? A lo mejor hay mucha gente que apoya una iniciativa así. No creo, pues, que se trate de una protesta porque sí, de una pataleta o algo similar. Ni tampoco veo intenciones políticas en esto. Es simplemente una buena idea. Yo personalmente la apoyo cien por cien.
C.E.P.: Creo que la propuesta es interesante y muy imaginativa. Pero también pienso que la ciencia es una cuestión de estado, no de suma de voluntades. No se puede financiar sólo aquello que algunos dicen. Empezamos por la ciencia y terminamos por la casilla de los hospitales, educación, etc. ¿Y si nadie rellena la cruz entonces no se financia? No creo que sea la vía, aunque es muy efectiva la iniciativa para tomar conciencia. Gobernar es tomar decisiones sobre en qué se gasta el dinero y es lo mínimo que pueden hacer los gobernantes: gobernar. Si no destinan el dinero a la ciencia la historia debería caer sobre ellos como ya lo hace con Felipe II, un rey tan nefasto para la ciencia.
J.D.P.: Bajo mi punto de vista creo que es una opción seria, la investigación en ciencia también puede optar por buscar su propia financiación, como ya lo hacen desde las ciencias biomédicas por ejemplo. Pero también es verdad que esta medida surge como respuesta a los intensos recortes presupuestario que desde las administraciones públicas se están desarrollando en I+D+i, y esto no debería suceder. Otra cosa es que busquemos además financiación complementaria.
Los últimos 3 años, con dos partidos políticos de distinto signo en el gobierno, ha habido fuertes recortes en I+D+i ¿Se percatan los gobernantes de su importancia para salir de la crisis económica?
J.M.A.:
 No lo tengo muy claro. Obviamente, la imagen que tiene el ciudadano medio de la Universidad es más bien negativa. Quizás eso influya en que los políticos piensen que ya es suficiente con la inversión en Educación, que es enorme. Pero se equivocan. Mi punto de vista es el siguiente: Es claro que la investigación es IMPRESCINDIBLE para el avance de la sociedad. También lo es la formación. Los políticos deberían pensar no en si hay que invertir más o menos en una u otra cosas sino en qué es lo que falla. Me explico: la inversión en educación es cada vez mayor, y los resultados son sin embargo, cada vez peores. Lo que hay que hacer es reformar el sistema para que sea más eficiente en los resultados y en los costes. Con respecto a la investigación y la crisis, yo sería partidario de que el gobierno decida un conjunto cerrado de temas estrella, especialmente importantes para apoyar una salida de la crisis económica, y que se incentivara de forma especial a aquellos investigadores que fueran productivos en esas líneas estrella, pero sin perjudicar a aquellos que prefieran seguir realizando sus investigaciones de siempre (porque lo que hoy podría ser colateral o aparentemente poco útil, podría ser fundamental en el futuro, y porque la sociedad no sólo es economía).
C.E.P.: Los gobernantes de las democracias actuales sólo viven para asegurar su puesto en la próxima elección. Sobre todo en España. No tienen políticas de futuro ni de país. Sólo políticas de partidos y supervivencia de los que pertenecen a él. Esto se debe a los profesionales de la política, tendencia muy peligrosa y cada vez más frecuente. Tienen pánico a perder su puesto y ese es el único futuro que les interesa. Los progresos de la ciencia no se ven rápido. Cuando Faraday descubrió los motores eléctricos todo el mundo pensó que no servían para nada. No tuvo ayudas de ningún tipo para investigar la electricidad. Sin embargo, cuando se vieron las utilidades, los gobernantes fueron los primeros que le pusieron un impuesto. ¿Se usa para la ciencia? No, para pagar sus sueldos.
J.D.P.: Los gobernantes hablan siempre de diversificar la economía de nuestro país; pues creo que la investigación en I+D+i es una posible solución para desarrollar esa diversificación. Si los gobernantes recortan en este sentido, es que será que no se han dado cuenta de la importancia de la investigación como medida para diversificar la estructura económica de España.

Las iniciativas de este tipo con apoyo en la red ¿pueden hacer reflexionar sobre la situación de la ciencia a la opinión pública?
J.M.A.:
 En mi opinión, claramente sí.
C.E.P.: Sí, porque aparecen en los medios de comunicación. Y demuestran lo aterrados que están los científicos porque saben que sin financiación no hay becas ni dinero para aparatos. La ciencia no es pensar, como la filosofía. Estas iniciativas también propician que se compare ciencia y religión (porque la Iglesia sí tiene su casilla y financiación) y eso siempre es un debate interesante en la opinión pública. Los políticos temen el poder de la red. Todas las iniciativas que surjan de ella para promover determinadas políticas, como ésta de apoyo a la ciencia, son tenidas muy en cuenta y, sobre todo, temidas. Nada afecta más a los políticos actuales que la movilización crítica masiva. Ellos provienen de los partidos políticos que son graneros de ovejas y no saben cómo gestionar la disidencia. La disidencia organizada (y, sobre todo, si tiene sentido) es lo que más teme el poder político, independientemente del partido que sea.
J.D.P.: Bajo la orla de las redes sociales casi todo se difunde mucho más, por tanto creo que sí. También es una manera de hacer llegar la imagen de los científicos a la sociedad. Creo que ésta es una buena iniciativa.

enlace a la entrada original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *