En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Archiv para junio, 2016

Nace el primer pollo de guirre en cautividad en la isla de Fuerteventura

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Fauna, Fuerteventura, Medio terrestre, Noticias

El pasado 15 de junio nació el primer pollo de guirre (Neophron percnopterus majorensis) en cautividad, en las instalaciones de la Estación Biológica de la Oliva del Cabildo de Fuerteventura. Este pollo se corresponde con la segunda puesta realizada el 2 de mayo por la pareja de ejemplares irrecuperables que desde el año 2009 se mantienen en ese centro. La primera puesta del año que realizó la pareja el 24 de marzo se malogró en la fase inicial del desarrollo embrionario durante la incubación artificial.

La incubación bajo condiciones controladas de temperatura y humedad del segundo huevo, que presentaba un tamaño y peso más reducido que los observados en la población silvestre, se culminó con éxito después de 45 días, aunque no estuvo exenta de complicaciones. El embrión tuvo que ser asistido por un veterinario especializado para facilitar su eclosión, ya que, transcurridas 24 horas desde que el embrión picó la cámara de aire, se pudo comprobar que el pollo no era capaz de romper el cascarón. El pollo sólo pesó 62,1 gramos al nacer y desde ese momento se ha aplicado el protocolo de manejo y alimentación diseñado por el Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Protección de la Naturaleza en consonancia con otros protocolos implementados en proyectos de cría en cautividad de otras especies amenazadas.

El estado inicial del pollo hizo dudar de su supervivencia, pero 8 días después ya había incrementado su peso en un 54,4%, ha aumentado sensiblemente de tamaño, se encuentra más activo y come sin dificultad. No obstante, teniendo en cuenta que la cría en cautividad de esta especie es muy compleja y que todavía el ejemplar está en una fase muy temprana de su desarrollo, es pronto todavía para afirmar que culminará con éxito su desarrollo. Si eso ocurriera, el destino del joven guirre sería su liberación en la isla de Fuerteventura.

La cría de ejemplares nacidos en cautividad en Fuerteventura ha sido autorizada por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias en el marco de las actuaciones previstas en el plan de recuperación de esta especie aprobado en el año 2006, y en concreto dentro de la Acción 5.11, siendo desarrollada por los técnicos y personal del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura con la supervisión y apoyo de la Dirección General de Protección de La Naturaleza. Aunque la cría en cautividad no es una acción prioritaria para la mejora del estado de conservación de la especie, sí puede contribuir a mejorar el conocimiento de la especie y servir de complemento a las medidas de conservación adoptadas en el medio natural, las cuales han permitido un incremento significativo del tamaño de la población en la última década.

(Para ampliar esta información, pinche en «Leer más» debajo de esta línea).

La vegetación de la Caldera de Taburiente: factores determinantes de su composición florística

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Flora, Medio terrestre

Editada por la Red de Parques Nacionales, acaba de ver la luz una nueva publicación sobre la flora del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (La Palma).

Esta obra, de la que son autores Víctor Garzón Machado, Marcelino J. Del Arco Aguilar, Pedro L. Pérez de Paz y Ángel Palomares Martínez, está basada en la tesis doctoral del primero de ellos y su objetivo principal es el de estudiar y analizar la vegetación de la Caldera de Taburiente y las posibles causas que han determinado su actual composición florística.

Con este libro se pretende acercar al gran público los interesantes resultados que se derivan del trabajo realizado así como mostrar la novedosa metodología empleada para llegar hasta ellos. Además, se ha cuidado particularmente el material fotográfico para que ilustre y haga más agradable su lectura.

Deseamos que el lector disfrute cuando lo tenga en sus manos y se quede con ganas de descubrir y conservar las joyas naturales que concurren es este excepcional espacio natural protegido porque, como reza el final del libro, «nadie cuida ni aprecia lo que no conoce».

En suma, una interesante aportación que, a partir de ahora, está a disposición de todos los amantes de nuestra singular biodiversidad.