En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Nace el primer pollo de guirre en cautividad en la isla de Fuerteventura

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Fauna, Fuerteventura, Medio terrestre, Noticias

El pasado 15 de junio nació el primer pollo de guirre (Neophron percnopterus majorensis) en cautividad, en las instalaciones de la Estación Biológica de la Oliva del Cabildo de Fuerteventura. Este pollo se corresponde con la segunda puesta realizada el 2 de mayo por la pareja de ejemplares irrecuperables que desde el año 2009 se mantienen en ese centro. La primera puesta del año que realizó la pareja el 24 de marzo se malogró en la fase inicial del desarrollo embrionario durante la incubación artificial.

La incubación bajo condiciones controladas de temperatura y humedad del segundo huevo, que presentaba un tamaño y peso más reducido que los observados en la población silvestre, se culminó con éxito después de 45 días, aunque no estuvo exenta de complicaciones. El embrión tuvo que ser asistido por un veterinario especializado para facilitar su eclosión, ya que, transcurridas 24 horas desde que el embrión picó la cámara de aire, se pudo comprobar que el pollo no era capaz de romper el cascarón. El pollo sólo pesó 62,1 gramos al nacer y desde ese momento se ha aplicado el protocolo de manejo y alimentación diseñado por el Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Protección de la Naturaleza en consonancia con otros protocolos implementados en proyectos de cría en cautividad de otras especies amenazadas.

El estado inicial del pollo hizo dudar de su supervivencia, pero 8 días después ya había incrementado su peso en un 54,4%, ha aumentado sensiblemente de tamaño, se encuentra más activo y come sin dificultad. No obstante, teniendo en cuenta que la cría en cautividad de esta especie es muy compleja y que todavía el ejemplar está en una fase muy temprana de su desarrollo, es pronto todavía para afirmar que culminará con éxito su desarrollo. Si eso ocurriera, el destino del joven guirre sería su liberación en la isla de Fuerteventura.

La cría de ejemplares nacidos en cautividad en Fuerteventura ha sido autorizada por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias en el marco de las actuaciones previstas en el plan de recuperación de esta especie aprobado en el año 2006, y en concreto dentro de la Acción 5.11, siendo desarrollada por los técnicos y personal del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura con la supervisión y apoyo de la Dirección General de Protección de La Naturaleza. Aunque la cría en cautividad no es una acción prioritaria para la mejora del estado de conservación de la especie, sí puede contribuir a mejorar el conocimiento de la especie y servir de complemento a las medidas de conservación adoptadas en el medio natural, las cuales han permitido un incremento significativo del tamaño de la población en la última década.

(Para ampliar esta información, pinche en «Leer más» debajo de esta línea).

Este logro se produce al año siguiente de que la Dirección General de Protección de la Naturaleza pusiera en marcha, conjuntamente con el Cabildo de Fuerteventura, distintas actuaciones para establecer un protocolo detallado con las directrices básicas para el manejo de los ejemplares y su reproducción en cautividad, y paralelamente dotar de los recursos técnicos y materiales necesarios para garantizar el éxito de las puestas. Es de destacar que la cría de ejemplares nacidos en cautividad sólo había tenido éxito anteriormente en el año 2013, cuando se completó el desarrollo de un pollo en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira (Gran Canaria), que fue posteriormente liberado en Fuerteventura. En el mismo centro, un año después, cuatro huevos incubados artificialmente resultaron abortados antes de llegar a término sin que pudiera determinarse con exactitud la causa y, aunque en el año 2015 se obtuvieron 2 pollos, éstos tuvieron que ser sacrificados en un espacio corto de tiempo debido a problemas y lesiones óseas cuyo origen está aún por clarificar.

Por otro lado, la pareja de la Estación Biológica de La Oliva había realizado previamente distintas puestas que no llegaron a buen término. En el año 2011 la puesta fracasó por rotura del huevo. Durante el año 2012, la pareja realizó una puesta que incubó de manera natural durante 45 días aunque el huevo resultó infértil. En 2013, se malogró un huevo por rotura en el nido al igual que uno de los huevos del año 2014, mientras que el segundo huevo de ese año fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, donde se malogró durante la incubación artificial. En 2015 se produjo una sola puesta que fracasó por rotura accidental en el nido por parte del macho.

El guirre (Neophron percnopterus majorensis) es una subespecie presente únicamente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, catalogada “en peligro de extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Catálogo Canario de Especies Protegidas. Según los datos del último censo realizado en el año 2015, la población total de guirres en Canarias la componían un total de 277 ejemplares (124 reproductores y 153 no reproductores) y se localizaron un total de 62 territorios de nidificación (56 en Fuerteventura y 6 en Lanzarote e islotes) lo que confirma el incremento continuo de la población, aunque en Lanzarote la tasa de crecimiento es mucho menor que en Fuerteventura.

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario