En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Archiv para julio, 2016

NUEVO MULADAR PARA LA ALIMENTACIÓN DEL GUIRRE EN LANZAROTE

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Fauna, Lanzarote, Medio terrestre

El pasado mes de junio entró en funcionamiento un nuevo muladar para la alimentación del guirre (Neophron percnopterus majorensis) en la isla de Lanzarote, instalación que se une a los dos comederos activos en Fuerteventura (Tiscamanita y Villaverde). Esta actuación se enmarca dentro del Objetivo 4 del Plan de Recuperación del guirre (Decreto 183/2006, de 12 de diciembre), y en concreto la Acción 4.3, que contemplaba la creación de nuevos muladares en las islas orientales con el fin de facilitar la recolonización de zonas donde este ave se ha extinguido o es escasa, y reducir la mortalidad de jóvenes y subadultos, contribuyendo así a la mejora del estado de conservación de la especie.

Este nuevo muladar, localizado en el término municipal de Teguise, tiene una superficie de aproximadamente 3.500 m2, y su construcción es fruto de la colaboración de la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Lanzarote, quien se encarga de su gestión a través de la empresa pública TRAGSA.

Desde que se realizaron los primeros aportes de comida provenientes del Matadero Insular de Lanzarote, se ha verificado la presencia de ejemplares de guirres, en particular de una de las parejas reproductoras que nidifican en el norte de la isla. Estos resultados preliminares son muy alentadores en lo que se refiere a la eficacia de este comedero y su contribución a la recuperación de esta especie en la isla.

El guirre ha experimentado un progresivo incremento de su población en las últimas décadas, pero su tasa de crecimiento en la isla de Lanzarote ha sido mucho menor que en Fuerteventura, atribuyéndose este hecho a la incidencia de ciertos factores limitantes, como la escasez de fuentes de comida, que impiden o ralentizan el establecimiento de poblaciones estables de guirres en el territorio. Con la implementación de nuevos puntos de alimentación se pretende minimizar el efecto de ese factor adverso, estando previsto la instalación de -al menos- otro nuevo muladar en el sur de Lanzarote.