En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Programa SEGA 2016: bencomia herreña (Bencomia sphaerocarpa Svent.)

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, El Hierro, Flora, Medio terrestre, Programa de seguimiento

Especie vegetal exclusiva de la Isla del Meridiano, la bencomia herreña es un arbusto de 2-4 m de altura que suele presentar una ramificación abierta y abundante desde la base del tronco y un aspecto general cargado de tonalidades diversas (verdes, glaucos, grises, amarillos y pardos) que hacen que no destaque demasiado entre la vegetación de su entorno, ni siquiera cuando está en flor.

En el extremo de las ramas aparecen las hojas, agrupadas en rosetas. Las hojas son compuestas y están conformadas por un número impar de foliolos (13-15) opuestos y con el borde aserrado. Dichos foliolos son de forma oblonga a lanceolada y tienen el haz algo peloso y de color verde, mientras que el envés es de color glauco y más densamente pelosos. Las hojas más viejas amarillean, se secan y tardan en desprenderse de las ramas.

Las plantas de esta especie tardan en alcanzar la madurez sexual y se observan ejemplares de entre 1,5 a 2,5 m de altura en estado vegetativo y sin evidencias de haberse reproducido en años anteriores. Las flores son unisexuales y de muy pequeño tamaño, agrupándose en inflorescencias péndulas con forma de amento simple (de unos 10-25 cm de largo y 1 cm de ancho) y poco aparentes, al quedar semiocultas entre las hojas y tener tonalidades similares al resto de la planta. Estas inflorescencias pueden ser masculinas, femeninas e, incluso, bisexuales de modo que, en una misma subpoblación, pueden aparecer tanto plantas monoicas como dioicas . En las inflorescencias masculinas las flores aparecen dispuestas de forma laxa y son sésiles, de pétalos verdes y revolutos y con 40-45 estambres colgantes. Los frutos son carnosos y globosos (de unos 5 mm de diámetro), de color glauco-verdoso y, generalmente, monospermos.

El reciente estudio de seguimiento de poblaciones de Bencomia sphaerocarpa, realizado por el biólogo Juan Luis Silva Armas, se llevó a cabo mediante un trabajo de campo sistemático en el que se hicieron visitas a los lugares de presencia conocida y registrada para esta especie y áreas aledañas, así como a las inmediaciones del vivero forestal de La Frontera, procediéndose a realizar un censo de las distintas poblaciones basado en el conteo directo e indirecto de ejemplares y en el registro de las posiciones geográficas de los puntos en los que se observó su presencia.

El análisis comparativo de los resultados obtenidos, con respecto a los datos precedentes respecto al tamaño y distribución de las subpoblaciones de la bencomia herreña, evidencia que se ha producido un notable incremento del tamaño poblacional y un mínimo aumento de su área de ocupación como consecuencia de la constitución de una subpoblación introducida y asilvestrada en las inmediaciones del vivero forestal. Sin embargo, a partir de las observaciones y evidencias recopiladas in situ relativas al estado de las subpoblaciones naturales de esta especie (afectadas de forma especialmente acusada, debido al escaso número de ejemplares que conforma cada una de ellas, por la incidencia de factores de presión natural) y considerando, por otro lado, que ha finalizado el periodo de ejecución de su correspondiente plan de recuperación sin que se haya logrado alcanzar los objetivos previstos, se determina que tanto el estado de conservación de la población de Bencomia sphaerocarpa como su evolución previsible, a corto plazo, son desfavorables.

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario