En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Tenerife alberga el 14% de la población española de la cotorra de Kramer, un ave invasora

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Noticias

Durante 2015, la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) realizó el primer censo nacional de cotorra de Kramer (Psittacula krameri). Tras prospectar más de 300 localidades pertenecientes a 150 municipios, se comprobó su presencia en siete comunidades autónomas y una ciudad autónoma, y se estimó que la población actual en España está en torno a 3.005 – 3.115 ejemplares.

En el caso de Canarias, cabe destacar que la provincia de Santa Cruz de Tenerife, con una población estimada de unas 425 – 434 cotorras, acumula casi el 14% de la población nacional. Estas aves se reparten entre Los Llanos de Aridane y Breña Alta en el caso de La Palma, y en Santa Cruz de Tenerife, Puerto de la Cruz y Arona en el de Tenerife. Sin embargo, la población a escala regional ha de ser mucho mayor, puesto que no se dispone de cifras recientes de las restantes islas, y al menos en Gran Canaria se conoce la existencia de importantes efectivos, en especial en los municipios de Las Palmas y San Bartolomé de Tirajana.

En Canarias está presente en Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma y Tenerife, mientras que en las restantes islas las observaciones se corresponden con escapes ocasionales. De todas ellas, los mayores contingentes de cotorras se concentran en Gran Canaria, La Palma y Tenerife, donde se encuentra establecida en áreas urbanas con jardines y arboledas.

La cotorra de Kramer es propia de África central y Asia, pero ha sido introducida con éxito en otros países, y en el caso de Europa ha conseguido establecerse en Gran Bretaña, Alemania y España, entre otros.

Según el Real Decreto 630/2013, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, la cotorra de Kramer está incluida entre las especies cuya posesión, transporte, tráfico y comercio están prohibidos, ante posibles afecciones a la fauna autóctona, la vegetación y la agricultura.

El Grupo de Medio Ambiente (GRUMA) de la Policía Canaria realiza un seguimiento permanente para prevenir su comercio ilegal, tanto en tiendas como en internet, correspondiendo a los ayuntamientos y cabildos insulares el control de los individuos en libertad.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario