En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Autor del archivo

Se da por erradicado el murciélago frugívoro egipcio en Tenerife

Escrito por Serv. Biodiversidad el . Posteado en Noticias

En el transcurso de las prospecciones realizadas en 2014 en Tenerife por el experto D. Domingo Trujillo no se detectó ningún ejemplar.

El murciélago frugívoro egipcio (Rousettus aegyptiacus) es una especie relativamente grande en comparación con las que habitan de manera natural en Canarias. Su área de distribución se extiende por el oeste de Asia, África subsahariana, la cuenca del río Nilo y amplias zonas del Mediterráneo oriental como Israel, Líbano, Chipre y Siria hasta el sur de Turquía.

En el año 2000 se detectó su presencia en Tenerife en los municipios del Puerto de la Cruz, Los Realejos y Arona. Este es el primer caso registrado de una especie de murciélago exótico que logra asilvestrarse con éxito no sólo en España, sino también en Europa.

La introducción en el medio natural se produjo, probablemente, a partir de escapes de ejemplares mantenidos en cautividad en parques zoológicos. En pocos años se extendió por el norte de Tenerife, desde Punta Brava (Puerto de la Cruz), hasta el barranco del Dornajo (Los Realejos). En el año 2002, en la zona sur de la isla únicamente se observaron en Arona.

Por encargo del Cabildo Insular de Tenerife, en 2002, se realizó una campaña de erradicación en la que se capturaron 29 ejemplares en el norte y siete en el sur. En 2004 y 2005 se capturaron únicamente dos ejemplares y se consideró que la especie quedó prácticamente extinguida. Entre 2008 y 2009 no se capturó ni detectó ningún ejemplar y, en el control realizado este año por encargo de esta Dirección General, tampoco se han observado. Aún así, se pretende realizar un nuevo control en 2019.

Esta especie, si se hubiera establecido definitivamente en nuestras islas, al ser un animal que se alimenta de frutos, podría haber ocasionado perjuicios en la agricultura. También podría haber competido con nuestros murciélagos nativos por los lugares de refugio y descanso. En lo que se refiere a la salud humana, esta especie actúa como vector de importantes y graves enfermedades emergentes víricas e, incluso, se han encontrado individuos mantenidos en cautividad en Europa infectados por virus rábicos. La rápida detección y actuación por parte de las administraciones públicas ha evitado las posibles afecciones negativas y ha reducido significativamente los costes para su erradicación.

Actualmente, el murciélago frugívoro egipcio está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras por lo que, a excepción de los parques zoológicos debidamente autorizados, está prohibida su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de sus restos, así como el comercio exterior.