En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Taller sobre los sebadales de Canarias (10 y 11 de octubre de 2016)

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera, Lanzarote, Medio marino, Tenerife

En el marco de un taller de trabajo organizado por la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Protección de la Naturaleza, una treintena de gestores e investigadores del país, expertos en sebadales, acordaron establecer puentes de colaboración interadministrativa debido a la complejidad de desarrollar la estrategia de conservación de la seba (Cymodocea nodosa), una fanerógama marina protegida en Canarias.

Durante las jornadas, celebradas en Gran Canaria durante los días 10 y 11 de octubre, los expertos de diferentes administraciones, instituciones, centros de investigación y empresas debatieron y consensuaron diferentes aspectos relacionados con la conservación de la especie y su hábitat.

A lo largo de estos dos días, se definieron las bases para la generación de mapas de impacto que permitan una correcta gestión de la especie, teniendo en cuenta la necesidad de minimizar o eliminar los impactos como punto base para estabilizar la actual regresión en la que se encuentran los sebadales de Canarias.

En este encuentro se ha debatido, además, sobre la situación de la especie en el archipiélago, fuentes de perturbación más importantes, principales métodos para la protección y restauración de la misma, su genética local, etc., y se ha abordado de forma consensuada el contenido del Plan de Conservación de los sebadales, documento que detallará la estrategia a seguir para la conservación de esta especie que conforma un importante ecosistema marino en Canarias.

El taller ha contado con la participación del Gobierno de Canarias junto con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como responsables de la redacción del Plan, además de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el Instituto Español de Oceanografía, el Banco Español de Algas, el Instituto Tecnológico de Canarias, administraciones locales, así como empresas implicadas en la evaluación, seguimiento y conservación de la especie.

Este encuentro se ha estructurado en cuatro ejes temáticos: hábitats y especies, impactos, acciones de conservación y metodología de muestreo. Durante la primera jornada se procedió a la presentación del documento borrador del Plan de Conservación y de los resultados del seguimiento de las zonas de especial conservación y de la actualización de la cartografía de sebadales en las islas orientales, y en la segunda se disertó sobre las acciones de conservación y se procedió a la discusión general de objetivos.

 

Programa SEGA 2015: el drago (Dracaena draco L.)

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, El Hierro, Flora, La Gomera, La Palma, Medio terrestre, Programa de seguimiento, Tenerife

Dracaena draco es una especie de porte arbóreo con copa densa, aparasolada, tronco de color grisáceo, flores reunidas en racimos apicales y frutos globosos, anaranjados en la madurez. La subespecie típica (draco) es endémica de Macaronesia, estando presente en las islas Canarias y en Madeira. En el archipiélago canario se ha citado para Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro y Gran Canaria.

Especie preferentemente rupícola, crece en andenes y repisas de escarpes y riscos verticales, casi siempre en lugares inaccesibles, pero también en laderas de cierta pendiente y en piedemontes, en el área potencial del bosque termófilo. Normalmente las poblaciones de dragos aparecen en consorcio con especies de los matorrales rupícolas.

En el último seguimiento de este taxón amenazado, llevado a cabo por Ricardo Ángel Mesa Coello, Javier Martín-Carbajal González y Ana María Portero Álvarez, se pudo constatar que la principal presión es la derivada del pastoreo de suelta. Efectivamente, se pudo comprobar que el ganado destruye los ejemplares accesibles, sobre todo cuando se encuentran en los primeros estadios de plántulas y juveniles. Otra presión es la competencia con plantas exóticas en algunas subpoblaciones, principalmente Opuntia maxima y Agave americana. Sin, embargo los jóvenes dragos medran bien en presencia de ambas especies, que por otra parte les prestan cierta protección ante los herbívoros depredadores. El riesgo principal al que se enfrenta la especie son los desprendimientos de rocas que ocasionan la muerte de ejemplares. La principal presión sobre el hábitat es la presencia de exóticas que ocasionan cambios en la composición de la vegetación. Otro riesgo importante es el derivado de los temporales de viento: los ejemplares situados en las zonas más venteadas suelen presentar ramas rotas, lo que en ocasiones puede provocar la muerte del ejemplar.

El estado de conservación de la especie es bueno en los núcleos en los que ha desaparecido el pastoreo, como en algunos sitios de Anaga. Así, la presencia de juveniles es importante sobre todo en los lugares donde no hay acceso de herbívoros. Las subpoblaciones del norte de Teno presentan igualmente un buen estado de conservación, pero en este caso con un regenerado menos importante y con una mayor dispersión y aislamiento de los ejemplares adultos. En el resto de subpoblaciones tinerfeñas se considera que el estado de conservación es aceptable, salvo la subpoblación de Barranco de Masca cuyo estado es preocupante debido a que es la única en la que se ha observado una disminución continuada en el número de efectivos poblacionales. Las subpoblaciones de la isla de La Palma se consideran aceptables debido a que en todas ellas se han detectado ejemplares juveniles o regenerado espontáneo. El drago de Agalán de La Gomera se encuentra protegido por un vallado. El ejemplar de Guarazoca, en El Hierro, es igualmente un regenerado espontáneo de un gran drago de origen plantado, por lo que se considera aceptable.

 

Programa SEGA 2016: dama de Argaga (Parolinia schizogynoides)

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Flora, La Gomera, Medio terrestre, Noticias

Exclusiva de la isla de La Gomera, la dama de Argaga (Parolinia schizogynoides) es una especie arbustiva y ramosa, de color blanquecino-cinéreo, con flores de color blanco rosáceo y fruto característico, con dos apéndices a modo de cuernecillos bifurcados en el ápice, que vive preferentemente en las laderas pedregosas y piederiscos soleados y xéricos de la parte baja del barranco de Argaga, localidad clásica y prácticamente única de este taxón.

Su rareza en cuanto a distribución, número relativamente bajo de individuos y existencia de ciertos factores de amenaza y riesgo justificaron la inclusión en su día de este taxón vegetal en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, con la categoría de “Protección Especial”.

Durante el último seguimiento de esta especie amenazada, llevado a cabo por el biólogo Ricardo Ángel Mesa Coello, se ha prospectado la población del Barranco de Argaga, censándose en ella un total de 852 ejemplares, de los que 840 son adultos y 12 juveniles. Además, se realizó un rastreo de la zona de Borbalán, en las inmediaciones de Valle Gran Rey, para tratar de localizar un ejemplar detectado en el seguimiento de 2003 (E. Ojeda Land, 2003). En este caso, no se consiguió detectar dicho ejemplar pero sí otro en las proximidades.

No se apreciaron amenazas directas evidentes, entendidas como tales la destrucción de ejemplares por actividades humanas. La única presión detectada es la derivada del pastoreo de suelta, aunque no se observaron ejemplares ramoneados, lo cual es indicador de que la presión ganadera ha disminuido en el citado barranco. Entre los riesgos solo cabe señalar los derrumbes y desprendimientos de rocas que pueden ocasionar afecciones puntuales; por otra parte, las sequías prolongadas pueden provocar pérdidas, sobre todo de plántulas y juveniles.

El estado de conservación de la población es bueno, con ejemplares vigorosos, presentando algunos una fructificación abundante. Asimismo, la presencia de individuos juveniles es un indicador de que existe un cierto reclutamiento y de que la presión del ganado ha disminuido. En consecuencia, la pirámide poblacional es bastante completa. Sin embargo, y debido al pequeño tamaño de la población total, se considera que todavía el estado de conservación de la especie no es del todo satisfactorio.

El aumento de efectivos respecto a censos anteriores se atribuye a que los conteos de este trabajo se realizaron en una época más favorable, en la que las plantas se encuentran en plena foliación y, por ende, son más visibles o aparentes. En conclusión, y con los nuevos datos disponibles, se puede afirmar que esta especie presenta una dinámica poblacional relativamente estable e incluso ligeramente progresiva, lo que permite albergar esperanzas fundadas respecto a su situación futura.