En este blog se ofrecen contenidos rigurosos a la par que amenos para difundir los múltiples aspectos del extraordinario patrimonio biológico de nuestros ecosistemas, haciendo hincapié en la problemática en torno a su protección, conservación y uso sostenible.

Programa SEGA 2015: el drago (Dracaena draco L.)

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, El Hierro, Flora, La Gomera, La Palma, Medio terrestre, Programa de seguimiento, Tenerife

Dracaena draco es una especie de porte arbóreo con copa densa, aparasolada, tronco de color grisáceo, flores reunidas en racimos apicales y frutos globosos, anaranjados en la madurez. La subespecie típica (draco) es endémica de Macaronesia, estando presente en las islas Canarias y en Madeira. En el archipiélago canario se ha citado para Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro y Gran Canaria.

Especie preferentemente rupícola, crece en andenes y repisas de escarpes y riscos verticales, casi siempre en lugares inaccesibles, pero también en laderas de cierta pendiente y en piedemontes, en el área potencial del bosque termófilo. Normalmente las poblaciones de dragos aparecen en consorcio con especies de los matorrales rupícolas.

En el último seguimiento de este taxón amenazado, llevado a cabo por Ricardo Ángel Mesa Coello, Javier Martín-Carbajal González y Ana María Portero Álvarez, se pudo constatar que la principal presión es la derivada del pastoreo de suelta. Efectivamente, se pudo comprobar que el ganado destruye los ejemplares accesibles, sobre todo cuando se encuentran en los primeros estadios de plántulas y juveniles. Otra presión es la competencia con plantas exóticas en algunas subpoblaciones, principalmente Opuntia maxima y Agave americana. Sin, embargo los jóvenes dragos medran bien en presencia de ambas especies, que por otra parte les prestan cierta protección ante los herbívoros depredadores. El riesgo principal al que se enfrenta la especie son los desprendimientos de rocas que ocasionan la muerte de ejemplares. La principal presión sobre el hábitat es la presencia de exóticas que ocasionan cambios en la composición de la vegetación. Otro riesgo importante es el derivado de los temporales de viento: los ejemplares situados en las zonas más venteadas suelen presentar ramas rotas, lo que en ocasiones puede provocar la muerte del ejemplar.

El estado de conservación de la especie es bueno en los núcleos en los que ha desaparecido el pastoreo, como en algunos sitios de Anaga. Así, la presencia de juveniles es importante sobre todo en los lugares donde no hay acceso de herbívoros. Las subpoblaciones del norte de Teno presentan igualmente un buen estado de conservación, pero en este caso con un regenerado menos importante y con una mayor dispersión y aislamiento de los ejemplares adultos. En el resto de subpoblaciones tinerfeñas se considera que el estado de conservación es aceptable, salvo la subpoblación de Barranco de Masca cuyo estado es preocupante debido a que es la única en la que se ha observado una disminución continuada en el número de efectivos poblacionales. Las subpoblaciones de la isla de La Palma se consideran aceptables debido a que en todas ellas se han detectado ejemplares juveniles o regenerado espontáneo. El drago de Agalán de La Gomera se encuentra protegido por un vallado. El ejemplar de Guarazoca, en El Hierro, es igualmente un regenerado espontáneo de un gran drago de origen plantado, por lo que se considera aceptable.

 

Programa SEGA 2016: Helianthemum linii

Escrito por ServBiodiversidad el . Posteado en Biodiversidad, Canarias, Conservación, Flora, La Palma, Medio terrestre

Especie de reciente descripción, Helianthemum linii A. Santos es un pequeño arbusto de entre medio y un metro de alto, de tallos y ramificación ascendente, con numerosas ramas secundarias que tienden a curvarse dando un aspecto aparasolado a la planta; sus hojas son decusadas, ovales u oval-lanceoladas y sus flores son color amarillo vivo.

Se trata de un endemismo vegetal de la isla de La Palma cuya distribución natural está restringida a una zona reducida, cerca de las laderas de El Time (Hoya Grande), en torno a los 1.000-1.300 m s. m. Su hábitat principal se localiza en los bordes del pinar, en sitios aclarados con sotobosque de jaras y amagantes, aunque también puede hallarse en bordes de sendero y en medio de cultivos de viñas.

En el reciente seguimiento de este taxón amenazado, realizado por el biólogo Ricardo Ángel Mesa Coello, se prospectó la única población conocida en la actualidad de la especie, habiéndose censado un total de 2.081 ejemplares, de los que 310 son adultos, 36 virginales y 1.735 juveniles. No se detectaron amenazas directas evidentes, entendidas como tales la destrucción de ejemplares por las actividades humanas. Por contra, la principal presión observada es la competencia vegetal natural, que limita en cierto grado el hábitat disponible para la especie. Asimismo, dada la proximidad a un sendero muy transitado, algunas plantas pueden sufrir pisoteo. Por último, cabe destacar que la especie es muy vulnerable tanto por el pequeño tamaño poblacional como a consecuencia de cambios de uso de las parcelas, la limpieza de malezas y el posible uso de herbicidas.

En definitiva, aunque el estado de conservación aparente de la especie sea bueno, con ejemplares vigorosos que florecen abundantemente, el reducido tamaño poblacional de la misma, con tan solo 310 ejemplares adultos, junto a los factores de riesgo ya citados, hacen que su futuro se vislumbre con preocupación.